“Siempre tenemos esperanzas porque parece que falta poco, pero después aparecen cosas nuevas y se complica”

“Siempre tenemos esperanzas porque parece que falta poco, pero después aparecen cosas nuevas y se complica”
Así lo consideró el trabajador Elisén Pereyra, quien informó que para poder arrancar con la producción sólo resta que se firme el contrato de sesión de tierras y la conexión del servicio de gas.
En ese contexto, los obreros se reunieron ayer con Carlos Caputo, secretario de Desarrollo Económico y Trabajo de la comuna, para pulir los últimos detalles del convenio y elevarlo al Concejo para su aprobación. Luego sólo restaría la rúbrica de Ezequiel Mancuso, propietario del predio en el que se encuentra la fábrica.

“Con eso en mano ya podríamos tener el gas”, señaló también el obrero. Ante este escenario, los papeleros aguardan que esta cuestión sea tratada en la sesión del lunes del Legislativo local para no continuar extendiendo los tiempos.

Comentá la nota