Sigue el conflicto en la autopista

Sigue el conflicto en la autopista
Continúan las discusiones en torno a los trabajadores de los peajes que no cobran sus sueldos. Gran congestión de vehículos y barreras altas, pero todos por una cabina
Luego de que el gobernador Daniel Scioli formalizara el traspaso a la órbita bonaerense y el Ministro Arlía advirtiera duramente a la concesionaria Coviares, los trabajadores del peaje enrolados en el SUTPA que conduce Facundo Moyano llevaron adelante otro día de barreras levantadas y reclamos por la falta de pagos.

Durante la jornada de ayer se generaron grandes demoras a causa de que -a pesar que las barreras se encontraban levantadas- solo se habilitaron pocas cabinas para pasar. En Dock Sud hubo tres barreras abiertas mientras que en Hudson solo dos, lo que generó largas filas que llegaron hasta tres kilómetros de cola durante la mañana, hecho que también se reiteró en horario vespertino, principalmente por el éxodo vacacional de la segunda quincena de enero.

Vale recordar que en las últimas horas el propio mandatario provincial firmó el pase de la autovía a la órbita provincial y se anunció que el control de la misma ya no dependerá del OCCOVI sino que lo hará directamente del Ministerio de Infraestructura que conduce el propio Arlía, el mismo que por la mañana advertía que la firma podía llegar a perder la concesión.

"Coviares va a tener que entender que es inimaginable que, en el 2013, no se haga el tercer carril de la Autopista, entre Quilmes y Hudson" dijo Arlía quien también cuestionó duro a la empresa por el atraso salarial y la falta de obras.

Con Moyano

Asimismo, el titular del SUTPA, el diputado Facundo Moyano, se reunió con los funcionarios provinciales. En este sentido, el gremialista destacó que hubo "buena predisposición de funcionarios provinciales, pero seguimos sin respuestas. El concedente sigue siendo el Estado Nacional hasta febrero" y agregó que los "trabajadores y usuarios siempre quedan en el medio por el estado deplorable de la autopista y la falta de respuestas al laburante".

"Coviares dice que hace 10 años Nación les robó el contrato y los estafó. Provincia culpa a Nación. Nación dice que el culpable es Coviares y mientras todos se echan la culpa y nadie se hace cargo de la situación, trabajadores no cobran sus haberes y usuarios viajan cada vez peor. Funcionarios nacionales no atienden los teléfonos. Llama la atención q siendo en gran medida responsables de este desastre apaguen celulares" twiteó el menor de los Moyano, quien alentó el reclamo de los peajistas destacando "fuerza trabajadores de Aulaplata, que la única lucha que se pierde es la que se abandona".

Así como había hecho el concejal platense Gustavo Luzardo, varios legisladores provinciales se quejaron de la situación.

Otro legislador

El diputado del Frente Amplio Progresista, Juan Carlos Juárez, criticó al gobernador de la Provincia, Daniel Scioli, por "darse cuenta recién del lamentable funcionamiento de la concesionaria, que debe millones de pesos al fisco y no cumple con las inversiones necesarias" y agregó que "en noviembre pasado le dijimos al ministro Arlía, que esta empresa adeudaba más de mil millones de pesos y que no había cumplido con la construcción de la tercer vía en ambos carriles".

Juarez agregó que "le dijimos que la empresa le debe a la AFIP y al ANSeS en concepto de impuestos, aportes y contribuciones patronales más de trescientos millones, deuda que hasta el momento ninguno de los dos organismos intimo el pago o realizo acción judicial alguna".

"Como regalo de fin de año, Scioli le autorizó un aumento del peaje a la empresa sin que mediara ninguna justificación y la firma sigue haciendo una pésima administración a tal punto que ni siquiera les paga a los trabajadores en tiempo y forma", recordó Juárez.

En misma sintonía, el senador massista Jorge D'Onofrio le apuntó sus cañones a Alejandro Arlía. "Nos pintó que iba a ser una situación absolutamente normal y controlada y ahora tenemos perjudicados a los usuarios y los empleados" señaló D'Onofrio quien agregó que "deberíamos haber rescindido de una empresa que está vaciada, endeudada, y ahora la deuda la tenemos que asumir los bonaerenses".

Finalmente sobre las negociaciones entre el Estado y la empresa destacó que el acuerdo se hizo "sin el arreglo de las calzadas ni la ampliación que se tendría que haber hecho hace años, con el agravante que con el aumento de las tarifas tampoco se le paga el sueldo a los empleados".

Comentá la nota