Sigue el conflicto con los sanatorios

Lejos de encontrar un entendimiento, los representantes de Atsa dispusieron profundizar la protesta por tiempo indeterminado al no abonarse los salarios adeudados al personal del sanatorio Güemes, que está paralizado por la protesta sindical.
A su vez resaltaron que no aceptarán ningún tipo de justificación, como tampoco estarían dispuestos a sentarse a discutir el conflicto en paritarias, dado que se trata del pago de salarios, no de un pedido de incremento.

El secretario gremial de Atsa Chaco, Adrián Bellomi, respondió a las patronales asegurando que “siempre que hay un problema con las obras sociales grandes, los platos rotos los terminan pagando los empleados, mientras que cuando hay un atraso de las obras chicas, directamente cortan los servicios”.

“Las patronales trataron de confundir a la opinión pública señalando que los malos de las películas somos nosotros. Esta actitud molestó, y mucho, a los trabajadores”, determinó el dirigente.

“El empleado tiene una relación de dependencia con las patronales, y debe percibir el sueldo que ganaron trabajando durante un mes. No es justificativo que tengan problemas con las obras sociales”, afirmó.

Como ejemplo mencionó que “la mayoría de los sanatorios y clínicas están al día con los sueldos, mientras que además del Güemes hay problemas en tres localidades grandes del interior provincial”.

“No es algo nuevo, el conflicto viene desde hace meses. Actualmente les deben a los trabajadores el salario de diciembre y el medio aguinaldo. Esta situación ya no da para más, por lo que nos vemos obligados a tomar este tipo de medidas de fuerza”, destacó el dirigente.

En tanto, desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios aducen problemas financieros por la deuda que mantiene el Insssep con los prestadores, al tiempo que acusaron al sindicato de ser intransigente.

Coment� la nota