Sigue la cruzada amarilla por un bono navideño

Sigue la cruzada amarilla por un bono navideño

Hubo tres cortes en la ciudad de peones de taxis que quieren una ayuda de $ 2.000.

Se replicaron ayer los cortes de los taxistas en la Terminal de Ómnibus, en Patio Olmos y en el Aeropuerto Taravella para pedir por un baño navideño de 2 mil pesos y el sorteo de las chapas por más autos en las calles.

Los más perjudicados fueron los pasajeros que arribaron ayer a la estación de colectivos cargados de bolsos y tuvieron que caminar varias cuadras para conseguir un taxi que no adhiriera a la protesta o abordar un remise. 

José Franzone, del Sindicato de Peones de Taxis, explicó por qué cortaron los servicios. “Somos como los municipales. Si a los choferes también le dan subsidios, por qué no nos pueden dar un bono de fin de año de 2 mil pesos. Que a las agencias les den los subsidios, algo”, se quejó el taxista, desde la Terminal de Ómnibus, donde clavaron los autos y no dejaron ingresar a otros coches de alquiler.

Al mediodía también estuvo sin servicios la parada de Patio Olmos y en el Aeropuerto ocurrieron incidentes. Los trabajadores que realizaron el paro arrojaron piedras a un taxi que intentó ingresar con una pasajera. Los peones prometen otra medida, aunque están más tranquilos con la promesa de chapas para antes de fin de año.

Comentá la nota