Sigue el diálogo con los municipales para tratar de destrabar la negociación salarial

Si bien en las últimas horas no se llegó a ningún acuerdo, el Ejecutivo y el gremio mantienen conversaciones vinculadas al aumento de sueldos. El secretario de Economía insistió en que aceptar el pedido del sindicato tendría un fuerte impacto en las finanzas municipales. La semana que viene habría paro con movilización.

Las negociaciones entre el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Departamento Ejecutivo permanecen aún estancadas, debido a la falta de acuerdo sobre la modalidad con la que será instrumentado el aumento salarial que está previsto otorgales a los empleados de la administración pública local durante el primer semestre de este año.

Por esa razón en las últimas horas el gremio ratificó que en el caso de no llegar a un acuerdo, durante la semana que viene serán implementadas medidas de protesta. El STM tiene previsto iniciar el miércoles próximo un paro por 48 horas que, durante la jornada del jueves, será acompañado por una movilización frente al Palacio Municipal.

Más allá de que el sector sindical mantenga en vigencia este anuncio, ayer ambas partes reconocieron que el diálogo continúa y no descartaron la posibilidad de que se arribe a algún tipo de solución antes del miércoles. El gremio reclama que el Ejecutivo conceda una suba del 20% retroactiva al mes de enero, mientras que la gestión del intendente Gustavo Pulti, tras calificar a esa medida como "inviable" ofreció otorgar el mismo porcentaje, pero en dos cuotas.

La propuesta consiste en conceder una suba desde enero del 12% y un segundo aumento del 8% a partir del mes de mayo. El sindicato se manifestó en total desacuerdo con esta posibilidad, y al margen de que insiste con su planteo por lograr un incremento inmediato del 20%, sus dirigentes parecen dispuestos a escuchar otras propuestas.

Pero a pesar de que en las últimas horas hubo conversaciones al respecto, las alternativas fueron desechadas.

Por esa razón ayer el secretario de Economía y Hacienda, Daniel Pérez, salió a plantear con preocupación cuál sería el impacto que tendría en las finanzas del municipio acceder al pedido que viene realizando el STM. Según explicó, si el Ejecutivo aceptara conceder una suba del 20%, el gasto salarial del municipio pasaría de los actuales 136 millones de pesos por mes a una cifra de 156 millones. Así, durante el primer semestre de este año el pago de sueldos consumiría un total 936 millones.

En cambio, si el incremento se aplicara de manera escalonada tal como propone el Ejecutivo, el impacto sería menor. "Si el aumento se implementara en dos cuotas como propone el gobierno, el gasto salarial del semestre sería de 894 millones de pesos, es decir, de 42 millones menos que si se accediera al pedido del gremio", explicó el funcionario. Según Pérez, desde el punto de vista financiero la diferencia no es menor, ya que disponer de esa cifra le permitiría a la Municipalidad cumplir con varios de sus principales compromisos de gasto e inversiones, por fuera del pago de haberes.

Para ofrecer una dimensión de lo que representaría dedicar 42 millones de pesos más a sueldos durante los primeros 6 meses del ejercicio, el secretario afirmó que con esos recursos la comuna estaría en condiciones de, por ejemplo, crear dos nuevos polideportivos más como los que actualmente están siendo construidos en 5 barrios de Mar del Plata.

Pérez destacó además que el Ejecutivo no sólo está aceptando otorgar un aumento del 20% en los sueldos, sino que también accedió a otros planteos, como por ejemplo, el de ingresar a la planta permanente a varios empleados que se desempeñan en diferentes áreas como contratados y por cuya incorporación se venía reclamando desde hacía varios años.

A pesar de que en público las posturas luzcan como demasiado distantes y de que por ahora las negociaciones estén estancadas, ambas partes insistieron ayer en que no existe ningún condicionamiento para seguir dialogando. De hecho, se espera que entre hoy y los primeros días de la semana próxima surjan nuevas propuestas del parte del Ejecutivo, cuyos funcionarios se comprometieron a tratar "de mejorar un poco" la oferta ya rechazada por el STM.

Comentá la nota