Sigue estancado el conflicto con los trabajadores de Barilari

Un grupo de trabajadores de la planta hizo una manifestación en los accesos al puerto. La queja es por la falta de respuestas de la empresa. Piden una urgente solución.
Trabajadores de la planta de Barilari manifestaron ayer en los accesos al puerto de Mar del Plata en explícita queja por las dilaciones que perciben por parte de la empresa para pagarles lo adeudado. Ante la falta de respuestas decidieron iniciar una protesta por tiempo indeterminado desde ayer a las 8.

La Cámara Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que lidera el Sindicato de Camioneros e integran además casi la totalidad de los gremios con actuación en la zona portuaria, aseguraron que esa firma pesquera adeuda salarios "por más de 2 millones de pesos a más de 500 empleados", y también otros 5 millones en aportes gremiales.

Si bien la manifestación persistió a lo largo de la víspera, en horas de la tarde se desarrolló una reunión en el municipio, para dilucidar alguna vía de solución al conflicto.

Si bien, los atrasos vienen de larga data el mes pasado se agudizó con un escrache frente a la casa del dueño de la empresa y una posterior conferencia de prensa en la sede de la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca, donde también estuvieron representantes del Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (Siconara), Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape), Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (SOIP), Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) y Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON).

En ese momento se anunciaron medidas de fuerza sorpresivas. Aunque posteriormente se desarrollaron algunos contactos con referentes de la empresa -nunca con el propio Franco Barilari-, las soluciones nunca llegaron. Es más, desde el sector de los trabajadores sospechan que, en rigor, se trataron -simplemente- de maniobras dilatorias.

"Estamos alertas ante un posible vaciamiento, del cual ya hemos sido alertados", señaló en su momento Héctor Martínez, titular de Camioneros y de la CATT.

"Desde nuestro organismo hemos citado infinidad de veces al titular de la firma, Franco Barilari, a una audiencia, a fin de dar solución a éste y otros conflictos por temas similares que se vienen dando en los últimos tiempos, y nunca concurrió ni nos expuso sus motivos para no hacer caso a esta convocatoria", se quejó el delegado local del Ministerio de Trabajo de la provincia, José "Pepe" San Martín, que calificó a Barilari de "irresponsable".

San Martín recordó que el gobernador Daniel Scioli y su ministro del área Antonio Cuartango "acudieron en rescate de esta empresa otorgándole un subsidio equivalente a 600 u 800 pesos por cada trabajador, el año anterior".

Con ese aporte la empresa pudo solventar la deuda que mantenía entonces y -continuó San Martín- "creemos que lo que ahora pretende Barilari es que de nuevo vayamos a salvarlos dándole otro subsidio".

Por otra parte, en la planta donde está la flota de camiones persiste la presencia de una carpa como medida de protesta ante la falta de soluciones a este conflicto.

En su momento, Ricardo Villan, tesorero de la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca, sostuvo que "lo importante de esta situación no es que el titular de la empresa, Franco Barilari, abone lo adeudado a los trabajadores, sino que asegure continuidad laboral a tanto personal que, en este momento, junto con sus familias, viven el drama y la incertidumbre de no poder llevar dinero a su casa".

Explicó -a continuación- que la mesa conformada por los gremios le planteó al empresario y sus representantes la necesidad de que, sobre la base de "una estrategia industrial", la firma debía establecer "un plan de trabajo con proyección futura, porque si no hace nada como en este momento, estamos ante la agonía de su empresa y con ella cerca de 3.000 personas que van a sufrir los efectos del desempleo".

Comentá la nota