Sigue el paro en Prosegur pero hay dinero en los cajeros

No hubo acuerdo ayer entre el Sindicato de Camioneros y Prosegur en torno al despido de 22 trabajadores en la sucursal local de la empresa y el conflicto se prolongará, al menos, otro día más.
El Banco de La Pampa, principal afectado por la medida de fuerza que mantiene bloqueado el acceso al edificio de la transportadora de caudales, informó que puso en marcha "un plan de contingencia, que tiene prevista la logística necesaria para lograr la normal prestación de servicios y evitar inconvenientes" a sus clientes.

Mientras los empleados cesanteados mantienen el piquete frente a la sucursal local, la empresa Juncadella resolvió enviar camiones blindados desde Bahía Blanca y Buenos Aires, para cumplir con la reposición de dinero en efectivo en los cajeros y cumplir otros servicios que tiene tercerizados el BLP. Uno de esos servicios es el recuento de billetes, que diariamente realizan empleados en Prosegur, pero que a partir de la huelga se lleva adelante en las instalaciones del BLP.

Conciliación.

Si bien el director de Relaciones Laborales, Julio San Miguel, se mostraba "optimista" y consideraba posible una conciliación entre las partes, para retrotraer la situación al día previo a la huelga, finalmente no hubo acuerdo. "La conciliación es entre dos partes y está faltando que el gremio acuerde con sus afiliados para representarlos en esta instancia" explicó, al ser consultado por Radio Noticias.

Mientras tanto, Hugo Berruetta y Aurelio Baragiotta (secretarios general y adjunto de Camioneros) se acercaron ayer por primera vez al piquete instalado frente a la empresa, donde se comprometieron a encabezar el reclamo por la reincorporación "de todos los despedidos". Aunque se reunieron un par de veces con tres ejecutivos de la empresa, llegados desde Buenos Aires, los sindicalistas no alcanzaron ningún acuerdo. "Parece que Prosegur acepta reincorporar solamente a algunos", comentaron los trabajadores.

"Servicio normalizado".

El BLP y Prosegur informaron, mediante sendos comunicados, que el servicio de transporte de caudales se encuentra normalizado. De todas maneras, hasta ayer lo único que se realizaba en forma relativamente normal era la reposición de billetes en los cajeros automáticos, con camiones y personal de otras sucursales. Otros servicios, como el "camión pagador", que abastece a las localidades que no tienen sucursal bancaria, siguen suspendidos.

Los 22 empleados cesanteados ya respondieron sus telegramas de despido, reclamando una inmediata reincoporación. Su futuro inmediato depende de las negociaciones entre el sindicato y la empresa.

"El arma no era mía"

Matías Ladarraga es el hombre que aparece en la foto de portada de LA ARENA del jueves, portando un arma de fuego durante los incidentes en el Sindicato de Camioneros. En diálogo con este diario aclaró que no es propietario de la escopeta y contó que logró quitársela a las personas provenientes de 25 de Mayo que custodiaban a los dirigentes del sindicato durante una reunión con personal del Ente Municipal de Salubridad e Higiene Urbana.

"Cuando quisimos ingresar estas personas se cruzaron en el camino para impedirlo. Uno llevaba la escopeta, se la quité e inmediatamente la utilicé como si fuera un palo, para defenderme", explicó. De acuerdo a su versión, en medio del forcejeo, el arma volvió a manos de los veinticinqueños. "No sé si estaba cargada, sólo intenté defenderme", insistió.

Luego de la pelea, Matías debió presentarse en la comisaría, donde le informaron que estaba imputado por "portación indebida de arma de fuego". El trabajador también cuestionó a la conducción del Sindicato de Camioneros, porque "no defiende a los trabajadores".

Comentá la nota