Sigue la pelea en la CGT antimoyanista por el formato de su nueva conducción

Sigue la pelea en la CGT antimoyanista por el formato de su nueva conducción
Pese a los múltiples contactos y reuniones de ayer, la candidatura del jefe de la UOM no fue ratificada. En el sector independiente insisten con una cúpula colegiada

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

La conformación de la nueva cúpula de la CGT más afín al Gobierno se convirtió en las últimas horas en un verdadero hervidero, con fuertes disputas y cuestionamientos cruzados entre los diversos sectores del antimoyanismo, que alargaron la definición del formato de conducción de la central que verá la luz el próximo 3 de octubre. Si bien en las últimas horas se fortaleció la alternativa de la candidatura del metalúrgico Antonio Caló para liderar en soledad la entidad, luego de las reuniones y contactos que mantuvieron durante toda la jornada de ayer referentes de los diversos grupos antimoyanistas, hasta anoche la postulación del jefe de la UOM no estaba oficializada. En el medio, trascendió que una solicitada publicada el fin de semana había formalizado la convocatoria a un congreso extraordinario de la central en la misma fecha del congreso de elección de autoridades, encuentro que tendría por objeto una reforma del estatuto cegetista para habilitar la alternativa de una conducción colegiada, bajo el formato de triunvirato o cuarteto.

Esa posibilidad fue incluso nuevamente alentada ayer por el dirigente del grupo de los “gordos” (grandes gremios) Armando Cavalieri (Comercio) a pesar de que durante el fin de semana ese sector había decidido bajarse de la apuesta por el triunvirato y encolumnarse con la candidatura única de Caló.

Posteriormente, y sin la presencia de los “gordos”, dirigentes del llamado grupo de “independientes”, referentes del MASA (Movimiento de Acción Sindical) que nuclea a los ex aliados del moyanismo y Caló se reunieron en la sede de UPCN en un intento por acercar posiciones y evitar profundizar los cortocircuitos internos. Sin embargo, no hubo definiciones sobre el formato de conducción. “Va a ser uno solo o un triunvirato, no parece posible otra alternativa”, dijo a este diario uno de los dirigentes que participó de ese encuentro, quien sostuvo que el titular de la UOM “no tiene reparos en compartir la conducción” de la central.

El sindicalista reprochó el faltazo de los “gordos” a la reunión al considerar que con esa actitud “se perdió una nueva oportunidad de acordar una fórmula por consenso”. “Esto desconcertó a todos, lo mejor es que vengan a discutir”, criticó el dirigente.

En ese sentido, desde el grupo de “independientes” rechazaron que se esté analizando la posibilidad de nominar a un cuarteto en la conducción, con la inclusión del taxista Omar Viviani al trío originalmente compuesto por Caló, Andres Rodríguez (UPCN) y Héctor Daer (Sanidad), como denunciaron referentes de los “gordos” el fin de semana. “Viviani ratificó en la reunión que no busca ninguna candidatura”, afirmó uno de los dirigentes que participó de la reunión en UPCN.

A la discusión interna por el formato de la conducción de la CGT más cercana al kirchnerismo, se suma la pulseada por la conformación del resto de las secretarías del consejo directivo que tendrá la entidad. “Hay mucho tiempo para seguir conversando hasta el congreso del 3 de octubre, aunque va a ser difícil integrar las listas”, admitió el dirigente Horacio Ghilini (Sadop) al término del encuentro de ayer. Para hoy están previstas nuevas reuniones en la búsqueda de contener las discusiones internas.

Comentá la nota