Sigue sin resolverse la paritaria en Salud y los gremios marchan el 1 de mayo

Como el Ejecutivo insistió en ofrecerles un 10% de aumento y la ampliación del riesgo psicofísico, ATE y Ampros volvieron a rechazar la oferta. El lunes, los gremios de la salud se manifestarán en el primer discurso de Paco Pérez en la Legislatura. Prevén nuevos paros en el sector.

por Maxi Quinteros

Los plazos se acaban y el conflicto con el sector de la Salud Pública podría agravarse con más medidas de fuerza. ATE y Ampros volvieron a rechazar la oferta salarial ya que el Gobierno insistió en ofrecerles un 10 por ciento de aumento y la ampliación para todo el personal del riesgo psicofísico, un ítem que ha generado polémica en la mesa de negociación.

No hubo acuerdo este miércoles en la Subsecretaría de Trabajo. Fue, más que nada, una reunión exprés. Los paritarios del Gobierno insistieron con el mandato oficial y la propuesta que hace ruido en los oídos de los sindicalistas: el cobro del ítem del riesgo psicofísico para los empleados de Salud, incluso aquellos que no tienen contacto alguno con pacientes y que desarrollan actividades administrativas en Casa de Gobierno o son asesores políticos. En este caso, el Gobierno anunció en la paritaria que el ítem se comenzará a abonar en julio. "Esto es caldear los ánimos", reflejaron fuentes sindicales.

Esto desató un nuevo enojo por parte de Isabel Del Pópolo y Raquel Blas, las cabezas visibles de Ampros y de ATE, respectivamente. Para Claudia Iturbe, del gremio de los profesionales de la Salud, el Gobierno "viola el principio de progresividad" que atañe a las negociaciones salariales, debido a la reiteración del Ejecutivo en la propuesta exhibida en la paritaria. Por ello, tras la reunión, también hubo un mensaje directo al subsecretario de Trabajo. "Queremos que Ariel Pringles comience a mediar y no se quede sentado, para acercar a las partes. Porque si no, ¿cuál es la función del subsecretario? ¿Estar de parte del Gobierno?", se preguntó Iturbe.

El panorama para la semana que viene ya tiene claras señales de que el conflicto se renueva. El 2 de mayo vence el plazo de la conciliación obligatoria dictada por Trabajo para evitar nuevas medidas que paralicen hospitales y centros de salud, al cumplirse 15 días hábiles de lo dispuesto por Pringles. "Es la última chance", refleja la fuente sindical respecto de lo que esperan del Gobierno, con una propuesta que contente a los trabajadores.

Un día antes, los dos gremios más combativos del sector se manifestarán en la Legislatura. Ese día, Francisco Pérez encabezará apertura de sesiones ordinarias, por lo que ATE y Ampros se manifestarán para expresar su descontento por el derrotero de la negociación. El primer discurso del 1 de mayo de Paco Pérez, entonces, no estará ajeno de conflictos salariales.

El jueves 3, en tanto, los gremios tendrán asambleas interhospitalarias y el viernes 4, los gremios se trasladarán a la explanada de Casa de Gobierno para una asamblea general en la que prevén que se decidirán nuevos paros en la salud pública.

Comentá la nota