“Si no siguen dando los subsidios, los usuarios se llevarán la peor parte”

José Rigane, secretario adjunto del Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata, anticipó que el posible recorte de las subvenciones a los servicios, aplicado por el Estado, traerá implicancias a los bolsillos de los consumidores. “El dinero, de algún lado, tiene que salir”, afirmó.
En diálogo con Cazador de Noticias, el gremialista contó: “en principio trascendió que el Gobierno podría convocar a un grupo de expertos o conocedores de la materia para que desarrollen una propuesta en torno a la quita de subsidios al ámbito energético”.

“La cuestión – prosiguió Rigane – es que, de concretarse esa medida, sin lugar a dudas, serán los usuarios quienes deberán asumir un incremento en las tarifas, pues es la única forma de resolver el desfasaje”.

Y resumió: “la ecuación es simple: el Estado continúa otorgando subsidios o los usuarios deberán hacerse cargo”.

“Esta situación – acotó el dirigente sindical – ya se ha visto en otras oportunidades pero de manera parcial y segmentada, en las cuales los ciudadanos tuvieron que cargar con las consecuencias de las políticas erráticas de quienes entregaron, regalaron o remataron el patrimonio nacional”.

Asimismo Rigane adelantó que “seguramente se implementará un proyecto capaz de determinar de qué modo se distribuirá la suba de la tarifa, es decir, si habrá o no diferencias entre los distintos sectores”.

Y completó: “sería interesante que el Gobierno se atreva a cambiar con la estructura tarifaria, que es una posibilidad, o bien hacer una equiparación responsable para terminar con los procesos discriminatorios que venimos padeciendo desde la década del 90”.

“Hoy por hoy – remarcó – la energía es mucho más cara para nosotros; por eso, entendemos que la administración central debería regular la diferencia sustancial de tarifas que existe en el interior del país respecto de Capital Federal y Gran Buenos Aires“.

Coment� la nota