Siguen trabadas las paritarias de la UOM

La Unión Obrera Metalúrgica y las cámaras patronales del sector volvieron hoy a fracasar en las negociaciones salariales, por lo que el Ministerio de Trabajo dispuso un cuarto intermedio hasta el lunes
Fuentes de la cartera laboral indicaron que las partes mantienen sus posiciones sin lograr un acercamiento.

La cartera conducida por Carlos Tomada trató de convencer a los delegados paritarios de la UOM para que acepten un incremento salarial que sería menor a la inflación medida por consultoras privadas.

El martes fracasó la gestión de intermediación llevada a cabo por la cartera de Trabajo, que había sugerido un incremento de 24 por ciento en dos cuotas, con dos sumas fijas de 680 pesos.

Según dijeron fuentes empresariales, la cartera laboral intermedió con una propuesta de incremento del 15 por ciento en abril, más otro 9 por ciento en julio, de forma no acumulativa.

La propuesta se completa con dos sumas fijas, una en noviembre de 682 pesos y otra de 687,5 pesos en enero del año próximo. Los empresarios nucleados en la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADMIRA) y de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria (CAMIMA) mantenían una nueva reunión por separado con vistas al próximo lunes.

Se trata de la cuarta reunión paritaria que fracasa, ante la inquietud del gobierno que pretende que la negociación con el sindicato conducido por el titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, sirva de ejemplo para el resto.

En rigor, Caló inició la discusión en forma privada con las empresas con un pedido de incremento salarial del 35 por ciento, pero luego lo rebajo a 25 por ciento.

A partir de allí, la posición del sindicato se mantuvo firme en torno del reclamo de 25 por ciento, mientras que las empresas pasaron de ofrecer 18 por ciento a estar cerca de la aceptación del 24 por ciento sugerido por Tomada.

Comentá la nota