“Siguen de vacaciones y haciendo campaña”

Los docentes de UTE-Ctera se manifestaron para exigir que las paritarias se abran antes del ciclo lectivo. “Queremos que empiecen las clases con salarios dignos”, plantearon.

Los docentes porteños nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) se movilizaron al Ministerio de Educación de la Ciudad, que conduce Soledad Acuña, para exigir la apertura de paritarias para el sector con el tiempo de antelación necesario para dar la discusión antes del inicio de clases. Como no fueron recibidos por ningún funcionario, presentaron una nota formal, donde señalaron que “el momento oportuno para discutir las condiciones salariales es este, cuando los chicos se encuentran de vacaciones y no pueden ser puestos como excusa para negarse al diálogo bajo el argumento de que las medidas de fuerza los privan de asistir a las escuelas”.

En el último encuentro que, el 7 de diciembre, los maestros de la Ciudad mantuvieron con las autoridades educativas, Acuña se comprometió a convocar a una nueva mesa salarial durante la segunda quincena de enero para compensar la caída del poder adquisitivo salarial. Nunca se realizó. 

“Desde diciembre no tenemos diálogo con las autoridades. En estos dos meses aumentó todo, los servicios públicos y los precios en los productos de primera necesidad, menos el salario docente”, dijo a PáginaI12 el secretario general de UTE, Eduardo López. El dirigente recordó que, en 2018, los docentes perdieron un 13 por ciento de sus salarios “según los propios datos oficiales”, ya que “se otorgó en cuotas una recomposición salarial del 35 por ciento frente a una inflación interanual de más de 47 puntos”. “Lo único que queremos es lo que sucedió en la Ciudad desde el 2003 al 2016 inclusive: que empiecen las clases, con salarios dignos y escuelas seguras”, dijo.

Las dos propuestas centrales que los maestros porteños pretenden discutir con el gobierno son, por un lado, la aplicación de la cláusula gatillo salarial para no perder poder adquisitivo y, además, el cobro retroactivo del 13 por ciento perdido el año pasado. “Los trabajadores y las trabajadoras de la educación necesitamos imperiosamente recuperar los más de 10 puntos porcentuales de nuestro salario que venimos perdiendo de la paritaria 2018 y queremos discutir el aumento correspondiente al 2019. No se puede seguir demorando la convocatoria para especular luego con ‘negociar con los chicos en las aulas’”, manifestaron en ese sentido, en el escrito que ingresó ayer por mesa de entradas a la cartera educativa.

“Siguen de vacaciones y haciendo campaña política”, consideró López, al tiempo que señaló que los docentes porteños “ya demostramos que tenemos vocación de diálogo y que no tenemos ningún preconcepto político”. “No hacemos política partidaria con los reclamos salariales y educativos. Queremos que empiecen las clases y peleamos todo el verano para que se abran escuelas, pero no vamos a aceptar salarios a la baja”, aseguró.

El conflicto docente no se limita al territorio gobernado por Horacio Rodríguez Larreta. “Además de Capital, Jujuy, Corrientes y la provincia de Buenos Aires son los distritos en los que menos respuestas hay”, detalló López. “No hay convocatoria y todas las decisiones las toma el gobierno de manera unilateral”, dijo el secretario gremial de Ctera, al tiempo que recordó que en Santa Fe, Mendoza y Córdoba ya se empezó a discutir la paritaria docente. Además, indicó que el último año “el salario docente nacional, que depende de (el ministro de Educación, Alejandro) Finocchiaro, subió un 25 por ciento con una inflación del 48 por ciento”. “Desde el retorno de la democracia a esta parte nunca perdimos 23 puntos en un año. Hay una decisión política –concluyó– de atacar a la escuela pública.”

Coment� la nota