Silencio gremial: Alfano y sus adláteres faltaron a la audiencia indagatoria

En el día de hoy debían concurrir a prestar declaración indagatoria como imputados el secretario General del Sindicato de Empleados y Trabajadores Municipales, Rubén Alfano; su hijo, Darío Alfano; el delegado Gremial, Luis Crespo; y Marcelo Cicchini, por los delitos de coacción y amenazas.
No obstante, y encontrándose debidamente notificados, los dirigentes no comparecieron ante el fiscal de Instrucción Tomás Morán, quien se encuentra a cargo de la UFI 2 del departamento judicial de La Plata y que infructuosamente los esperó el tiempo correspondiente.

La audiencia fijada para el día de hoy tenía como objeto tomar declaración a los imputados por las amenazas y coacción producidas el día 25 de octubre de 2011 en la delegación municipal de Ringuelet, oportunidad en la cual se habrían presentado con el fin de obtener bajo amenazas la renuncia del delegado comunal.

Quien sí concurrió a la cita fue el abogado de uno de los denunciantes, el doctor Gastón Sciarreta, quien se mostró sorprendido ante la ausencia de los comparecientes y expresó que le resultó muy extraño la no concurrencia de los mismos “si fueran inocentes de los delitos que se les imputan y nada deben temer en concurrir ante el fiscal”.

Asimismo, el abogado manifestó que esto demuestra la veracidad de la denuncia entablada y acredita que lo dichos volcados en la misma son fiel reflejo de lo sucedido en la reunión del día 25 de octubre de 2011 en la delegación de Rinquelet.

Ante la incomparecencia injustificada a la nueva audiencia que se fijó para el día 28 de febrero a 9.00, los imputados Rubén Alfano, su hijo Darío Alfano, el delegado Gremial Luis Crespo y el señor Marcelo Cicchini, podrían ser llevados con el auxilio de la fuerza pública.

Por otra parte, según supo este medio de fuentes judiciales, el imputado Cicchini deberá concurrir el día 13 de marzo del corriente a las 10.00 ante la UFI 6 a cargo del doctor Álvaro Garganta, como imputado por otra causa que se le sigue por amenazas.

De momento, solo cabe esperar que los imputados comparezcan ante la Justicia a fin de estar a derecho y así evitar el dispendio de tiempo y recursos judiciales que produciría la necesidad de disponer de la policía para ser llevados a la fuerza ante los estrados.

Comentá la nota