Sileoni y los docentes vuelven a la mesa

El ministro de Educación recibirá mañana a los cinco sindicatos nacionales en la tercera ronda de la negociación paritaria. Hasta ahora los gremios pidieron un piso salarial de 3650 pesos para 2013, mientras desde el gobierno se ofreció un sueldo mínimo de 3280. Ambas partes coincidieron en que esta semana debería cerrarse la mesa de diálogo salarial abierta en enero pasado.
El titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, afirmó que "esta semana será decisiva" porque "restan 13 días para el inicio de las clases y para que las jurisdicciones continúen negociando". Informó que los gremios sesionarán mañana "en hora temprana para fortalecer ideas y una postura común" sobre el reclamo de 30 por ciento de aumento del piso salarial, rechazado por el gobierno nacional.

El propio ministro de Educación, Alberto Sileoni, expresó el pasado miércoles su intención de cerrar la paritaria esta semana. “Espero que a fin de la semana que viene, que es corta, esté decidido”, adelantó. “Estamos peleándola, con buen espíritu de ambas partes”, sostuvo el funcionario sobte la mesa de diálogo salarial abierta en enero pasado. Mañana retomará la negociación con los cinco sindicatos docentes (CTERA, UDA, SADOP, CEA y AMET).

Romero recordó que en las dos mesas de negociación anteriores "el ministerio ofreció el 17 por ciento de aumento del haber mínimo y no hubo otra propuesta", por lo cual "sigue habiendo un marcado distanciamiento entre lo que ofrecieron y lo que pedimos". Sobre la posibilidad de que se cierre la negociación este año en forma unilateral, al igual que en 2012, cuando se dispuso un aumento de 19 por ciento sin acuerdo gremial, el dirigente manifestó que la mesa salarial docente "no puede volver a fracasar, porque sería una involución política de la actual gestión".

Por su parte, el secretario general de los docentes privados nucleados en SADOP, Mario Almirón, consideró que "el gobierno debe hacer un esfuerzo y mejorar sustancialmente su oferta para arribar a un acuerdo en la paritaria", ya que "el planteo salarial de los gremios docentes es sensato y real". Advirtió que si el ministerio de Educación fija "nuevamente de manera unilateral el piso salarial de 900 mil docentes" provocará "un retroceso en la política iniciada por Néstor Kirchner".

Comentá la nota