Simape: “La actividad pesquera va en detrimento y no vemos un cambio”

Simape: “La actividad pesquera va en detrimento y no vemos un cambio”

Lo afirmó Pablo Trueba, secretario del gremio, y descartó que el sector esté analizando una medida de fuerza. Advirtió que la negociación salarial “está difícil” y que desde el 2009 la actividad “viene en caída”.

El panorama que el Simape tiene para lo que resta del año en el Puerto de Mar del Plata no es alentador. En función del nivel de actividad de la industria, las expectativas en torno a la negociación paritaria no son las mejores y los trabajadores del sector afirman que desde el 2009, la terminal portuaria local viene “en claro detrimento”.

En diálogo con Loquepasa.net, el secretario general del gremio que nuclea a los marineros, Pablo Trueba, analizó: “El tema del trabajo en el Puerto tiene las complicaciones que venimos denunciando hace ya un largo tiempo” y remarcó que la dinámica “ha decaído bastante”.

El Simape dice que “no se ve un cambio en este contexto” y en el marco de la negociación de las paritarias para discutir salarios, reconoció: “Lo vemos muy difícil y entendemos que el acuerdo de este año no va a ser quizás el que satisface el 100% de las necesidades que tiene la gente”.

El problema de fondo, sigue siendo el mismo: los barcos no salen. “Nos dicen que es por problemas de logística, por el combustible o por los costos”, explicó Trueba y dejó en claro que ese freno en la actividad afecta al Simape y a otros gremios que trabajan en el Puerto.

Sin embargo, frente a este panorama, el Simape “en ningún momento está pensando en hacer una medida de fuerza”. Así lo aclaró el secretario general ante las versiones que circularon y que, a su entender, son parte de “una mentira falaz con alguna intención clara política para atajarse que no nos ayuda”.

Sobre el cierre del primer trimestre del año y de cara al segundo, llega la etapa en la que el clima complica aún más la salida de los barcos. “Es la época más difícil”, reparó el dirigente y por último analizó: “Lo que más nos preocupa es que la actividad no resulta apetecible para los empresarios, que antes sacaban constantemente los barcos. Eso se perdió y desde el 2009 se emprendió el detrimento de la actividad pesquera en Mar del Plata”.

Comentá la nota