El Simape define en una asamblea si vuelve a trabajar a reglamento

Los marineros lo resolverán hoy a las 10 en la sede del gremio. Si deciden volver a embarcase lo harán en jornadas de ocho horas. "Hay que aclarar que esto no significa levantar el paro", dijo Pablo Trueba, secretario adjunto del Simape.
El conflicto del puerto tendrá hoy un día clave: en una asamblea, los afiliados al Sindicato Marítimos de Pescadores (Simape) resolverán a las 10 si vuelven a trabajar después de más de tres meses de paro.

De volver a embarcarse, los marineros lo harían a reglamento, lo que significa que harán jornadas laborales de ocho horas y no de casi el doble como es habitual en el mar.

"Hay que aclarar que si la asamblea resuelve volver a trabajar esto no significará que se levantará el paro. El reclamo a los empresarios seguirá vigente", le dijo a LA CAPITAL Pablo Trueba, secretario adjunto del Simape.

Los afiliados elegirán hoy a la mañana en la sede del gremio entre dos opciones. La primera, seguir con la medida de fuerza. La segunda, volver a trabajar pero a reglamento.

Esta posibilidad implica que en altamar harán jornadas solamente de ocho horas, lo que generaría un mayor costo y menor calidad de lo pescado.

La asamblea del Simape llega luego de que el Ministerio de Trabajo de la Nación intimará a las empresas pesqueras a salir a trabajar porque considera que están dadas las garantías para hacerlo. La decisión se conoció después de una reunión que mantuvieron en Capital Federal los empresarios y dirigentes del SOMU con funcionarios del Gobierno nacional.

"Acá hay una confusión enorme. Por más que haya habido una intimación, el problema que tienen los empresarios es que no hay marineros porque están de paro. De cada diez, nueve son del Simape", explicó Trueba.

El conflicto en el puerto comenzó hace 105 días. Durante ese tiempo, el pedido del Simape buscó que el aumento del 22% que ya había acordado el SOMU se les pague en una sola cuota y no en dos como lo había hecho el otro gremio.

Entre idas y vueltas, la crisis en el sector se fue profundizando por la falta de avance en las negociaciones.

Por eso, los marineros iniciaron el jueves de la semana pasada un bloqueo del acceso a las terminales 2 y 3 del puerto para lograr una respuesta a su pedido tras el fracaso de las negociaciones ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y la gestión del intendente Gustavo Pulti.

Durante ese tiempo siguieron manteniendo conversaciones telefónicas con algunos empresarios para analizar si existe la posibilidad de llegar a una solución. En principio, esos acuerdos no lograron concretarse y hoy podría aparecer una nueva posibilidad para llegar a la solución de un conflicto que ya repercute en toda la ciudad.

Comentá la nota