El sindicalismo estatal dirime internas en la ruta

Dirigentes de ATEN y de ATE decidieron cortar la ruta 22 en Senillosa. El bloqueo había comenzado por el conflicto municipal (reclaman aumento de salarios) pero después se convirtió en un caso testigo de la interna entre distintos sectores de la CTA.

La medida se dio en la víspera de un plenario de delegados del gremio docente que será clave para el conflicto que ATEN mantiene con el gobierno provincial. Es una pelea entre moderados y duros, y la preocupación común es la mayor o menor cuota de rechazo que puede suscitar el prolongado conflicto en la comunidad.

Desde el gobierno observan con atención las novedades, porque también la gestión de Jorge Sapag sufre un pronunciado desgaste a partir de los problemas que se suscitan, no solo en algunas escuelas, sino en el conjunto de la ciudadanía, a partir de por ejemplo los bloqueos de rutas, que se hacen con poca gente pero impactan en miles de ciudadanos.

“Es una pulseada interna. Todos saben que el conflicto a esta altura no lleva a ningún lado, pero se están jugando qué sector se va a quedar con la conducción del gremio”, dijo un funcionario en off a periodistas de este diario.

En el gremio ATE también se juega la interna, entre moderados vinculados a UNE y al kirchnerismo neuquino, y el sector más relacionado a la conducción nacional de la CTA, crítico hacia el gobierno de Cristina Fernández, que se expresa políticamente en la UP.

Lo cierto es que desde las primeras horas de la tarde del martes 9 de abril, se concretó el bloqueo de la ruta 22 en Senillosa, con aperturas para que pasen los vehículos cada dos horas. Al mismo tiempo, se avisó que otro grupo de sindicalistas se aprestaba a cortar la ruta 40, en la intersección con la ruta que lleva a Paso Aguerre, donde se registra otro conflicto municipal.

Comentá la nota