El sindicalismo opositor define su plan de lucha contra el Impuesto a las Ganancias

El sindicalismo opositor define su plan de lucha contra el Impuesto a las Ganancias

Concretará en los próximos días dos reuniones clave para determinar los pasos a seguir. Podría incluir un nuevo paro nacional para el mes próximo. Los sindicatos del Transporte cercanos a Hugo Moyano intentarán hoy consensuar los pasos a seguir en el marco del reclamo al Gobierno

A su vez, al día siguiente la CGT opositora de Moyano, junto a la CGT Azul y Blanca que lidera Luis Barrionuevo, realizarán a las 10.00 un Comité Confederal conjunto en el que los popes sindicales también analizarán el escenario tras el paro del 31 de marzo y las futuras medidas a adoptar.

Moyano, Barrionuevo y sus dirigentes aliados debatirán en la sede de Azopardo en torno a la posibilidad de convocar a otra huelga nacional ante la falta de respuestas del Gobierno, que tras el último paro incluso subió la apuesta y descalificó a los dirigentes que convocaron a la medida de fuerza, además de defender el gravamen.

No obstante, será importante la postura que lleven sobre el eventual nuevo paro los secretarios generales de la UTA, Roberto Fernández, y de La Fraternidad, Omar Maturano, a la reunión de la CATT, quienes manejan el sector de colectivos y trenes, dos servicios clave para paralizar el país.

Se espera que durante esa reunión de los gremios del Transporte además se concrete el regreso formal de ambos gremios a la CATT, luego de haber abandonado esa entidad en 2012 para sumarse a la UGATT, su similar dentro de la CGT oficialista de Antonio Caló.

Otra huelga de 24 horas, o bien una de 36 horas y con marcha a Plaza de Mayo, eran las posibilidades que se barajaban, pero recién después de que se lleven a cabo estas dos reuniones el panorama lucirá más claro sobre la medida que adoptarán.

"Parece que a la señora no le entran las balas", indicó resignado un colaborador de Moyano, en alusión al impacto que tienen las huelgas sobre la Presidente, pero no obstante, no descartó que se avance con una medida de fuerza en mayo.

Por su parte, el Gobierno aún no da pistas sobre si tomará alguna decisión tendiente a actualizar el impuesto a las Ganancias, pero mientras tanto busca acelerar el acuerdo paritario de un gremio cercano y relevante como la UOM, con el objetivo de aplacar un posible escenario de conflicto que se extienda sobre todo el escenario sindical.

Aunque será más complicado que las paritarias avancen en los sindicatos no alineados al oficialismo, ya que estos son reacios a llegar a algún acuerdo salarial por debajo el 35 por ciento de aumento y esperar un posible anuncio del Gobierno sobre Ganancias que alivie la presión sobre los bolsillos.

Comentá la nota