El sindicalismo opositor lleva sus reclamos a Plaza de Mayo

El sindicalismo opositor lleva sus reclamos a Plaza de Mayo
Por Carlos Galván

Las centrales de Moyano, Micheli y Barrionuevo reclaman por Ganancias y Asignaciones.

A un mes del paro general que hicieron contra la administración K, el sindicalismo opositor volverá hoy a mostrarle los dientes a la Presidenta. Esta vez será con una protesta en Plaza de Mayo que, por lo menos en los papeles, se supone será multitudinaria debido al enorme poder de movilización de algunos de los gremios que estarán presentes, como el de Camioneros. La CGT de Hugo Moyano, la CTA de Pablo Micheli y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, las tres centrales convocantes, se entusiasman además con la masiva participación de sectores medios descontentos con el Gobierno.

Contra esto podría conspirar el clima: para hoy hay pronosticados chaparrones y tormentas.

“Si llueve nos mojaremos”, dijo anoche a Clarín Micheli. Y agregó: “Si hay lluvia inevitablemente se va a reducir la cantidad de gente. A nadie le gusta mojarse, ni a los sectores medios ni a los trabajadores”. En la CGT Azul y Blanca cruzaban los dedos para que no caiga agua: recordaban que en 2002 Moyano levantó a último momento un paro justamente porque llovía.

La concentración fue convocada para las 17, pero se estima que el acto comenzará una hora más tarde. Es más: el satélite que distribuirá las imágenes de la manifestación y los discursos fue contratado a partir de las 18.

La protesta es para reclamar la modificación del impuesto a las Ganancias , la universalización de las asignaciones familiares y un aumento de emergencia para los jubilados, entre otros ejes.

Estaban previstos solo tres oradores -en primer turno Lidia Mesa, secretaria de Previsión Social de la CTA, luego Micheli y por último Hugo Moyano, pero anoche se sumó a la lista Carlos Acuña, sindicalista de la CGT barrionuevista.

Ante las críticas que debió soportar de su propia tropa por la alianza con Moyano, Micheli defenderá en su discurso la política de “unidad en la acción”. También hablará sobre la importancia de que el movimiento sindical se junte con los sectores medios y de que se “debe torcer el rumbo autoritario del Gobierno”.

Se espera que Moyano cargue duro contra el Gobierno y sus rivales de la CGT oficialista. Aunque aseguró que estará en la protesta, Barrionuevo no subirá al escenario.

Adhieren a la movilización la Federación Agraria, Barrios de Pie, la FUA, el Peronismo Federal, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, la Corriente Clasista y Combativa y el Movimiento Teresa Vive. La UCR como partido no participará, aunque algunos de sus dirigentes sí irán.

Las columnas de los gremios de la CTA concentrarán en el Obelisco e ingresarán a Plaza de Mayo por Diagonal Norte. Las de la CGT de Barrionuevo lo harán por Avenida de Mayo y las de la CGT de Moyano por Diagonal Sur.

Ayer a la tarde comenzaron a armar el escenario, ubicado de espaldas a la Casa Rosada, informó el panadero Abel Frutos, secretario gremial de la CGT moyanista. El dirigente anticipó que “será una marcha tranquila y pacífica”.

La de hoy será la última protesta del sindicalismo opositor hasta por lo menos el final del verano. Es probable que las tres centrales vuelvan a coincidir en ese momento con la convocatoria a un nuevo paro general.

Coment� la nota