Sindicalistas advirtieron a Macri que Ganancias da otro motivo para un paro general

También cuestionaron a Mario Quintana por afirmar que no había que reabrir paritarias.

 Dirigentes sindicales calificaron hoy de "horror" e "imprudencia" el rechazo del Gobierno a la eventual reapertura de paritarias y advirtieron que la decisión de no modificar drásticamente las escalas del Impuesto a las Ganancias a partir de enero de 2017, "es un motivo más" para decidir una "posible medida de fuerza en octubre".

El diputado massista y jefe del gremio de los trabajadores de Peajes, Facundo Moyano, su padre el camionero Hugo Moyano y el gastronómico Luis Barrionuevo condenaron al Gobierno por desestimar una nueva discusión salarial, por "no" cumplir con el "compromiso" de una disminución total de Ganancias al inicio del próximo año y no proyectar la aplicación de una "cláusula automática de ajuste" para ese gravamen.

Facundo Moyano consideró que es una "imprudencia" del Gobierno "intentar limitar la discusión paritaria" para el año próximo y advirtió que no incluir en el proyecto de Presupuesto 2017 el debate sobre Ganancias es un "motivo más" para decidir una "posible medida de fuerza en octubre". 

"Estar hablando de un 17 por ciento de aumento salarial", porque esa es la pauta inflacionaria que estima el Ejecutivo para el año venidero, no corresponde porque "esa es una discusión que se tiene que dar libremente", alertó.

El legislador del Frente Renovador se indignó: "Están pidiendo implícitamente que los sindicalistas acepten una reducción de salario".

Esta mañana, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, se sumó a las voces del oficialismo que desecharon la alternativa de volver a discutir paritarias, al señalar que "en el segundo semestre la inflación va a estar muy por debajo" de los "acuerdos" salariales, por lo que "no va a haber una diferencia significativa" entre los ingresos de los trabajadores y el alza de precios.

"Vemos una realidad que ya está ocurriendo", planteó y añadió que "es cierto que en muchos de los casos de las paritarias que los gremios cerraron libremente, en el primer semestre el índice de inflación estuvo por encima de muchos de esos acuerdos".

En este escenario, Barrionuevo opinó que es un "horror" de parte de funcionarios "hablar de no abrir paritarias", y advirtió que "no es bueno" que el Gobierno no cumpla con el "compromiso" que adquirió ante la ciudadanía de una rebaja de escalas del Impuesto a las Ganancias a partir de enero de 2017.

"Es mejor que gobiernen, que gestionen, que busquen tener coherencia entre ellos, que también se están peleando", alertó el sindicalista.

Si bien el ex jefe de la disuelta CGT Azul y Blanca rechazó la conveniencia de ir a un paro general contra el Gobierno, aunque admitió que "hay una mayoría" de dirigentes sindicales que se inclinan por esa medida de fuerza.

A su turno, Hugo Moyano le recordó a la Casa Rosada que las paritarias "están abiertas siempre" y alertó que desde la administración de Cambiemos "no tienen por qué meterse" si el trabajador necesita recuperar el "poder adquisitivo del salario".

El ex mandamás de la CGT Azopardo añadió que la actual central obrera unificada discute "profundamente" las "medidas que habrán de tomar" y recordó que el Comité Central Confederal del próximo 23 analizará los cursos de acción.

"Si yo necesito recuperar el poder adquisitivo del salario, que se ha perdido con esta inflación desmedida, lo voy a discutir con las empresas y el Gobierno no puede evitarlo". Caso contrario, dijo, sería "entrometerse".

El jefe camionero insistió: "Si yo hago un acuerdo con una empresa y el Ministerio de Trabajo no me homologa, me obliga a salir a la protesta".

Comentá la nota