Sindicato aguarda definiciones sobre el conflicto hospitalario

Sindicato aguarda definiciones sobre el conflicto hospitalario

La conducción de Atsa pidió la intervención de la Subsecretaría de Trabajo por supuestos maltratos y persecuciones a empleados de la institución. Hoy tendrían la respuesta oficial.

Semana clave se inicia hoy en el hospital de la localidad de Empedrado, donde la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) de Corrientes denunció días atrás serios inconvenientes.

Es así que el sindicato elevó un documento a la Subsecretaría de la Trabajo de la Provincia, en el que comunican acerca de la situación laboral en la que se encuentran los empleados del hospital Jaime Dávila de Empedrado.

En la notificación, que fue dirigida al titular del área, Jorge Rivolta, informan que los trabajadores del nosocomio denuncian "actos hostiles e intimidatorios" por parte de los directivos. Por la misma razón, el Sindicato de la Sanidad "solicita que se dicte la conciliación obligatoria y se reservan derechos".

Desde Atsa exponen que "dicha situación de conflicto se traduce en el maltrato, hostigamiento y tratamiento discriminatorio, hostil y persecutorio que vienen sufriendo los empleados de dicho hospital por parte de su director, el doctor Luis Alfredo Azula, y su asociada, la odontóloga María Lucrecia Surt".

De la misma forma dan cuenta a la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia de los puntos del reclamo de los trabajadores de dicho centro de salud, que surgieron de una asamblea que se realizó el 9 de diciembre pasado, "a fin de que esta autoridad de aplicación tenga debido conocimiento de los hechos y los reclamos de los trabajadores".

Frente a este cuadro de situación, Atsa Corrientes solicita "la intervención que por derecho corresponde a la Subsecretaría de Trabajo a fin de que dicte Conciliación Obligatoria, citando a las partes a una audiencia a tal fin", expresan mediante un contundente comunicado.

Comentá la nota