Sindicato antagónico de UOCRA denuncia que Martínez "es el ideólogo de las bandas" en la construcción

El sindicato de la construcción SITRAIC denunció hoy que el secretario general del mayoritario UOCRA, Gerardo Martínez, fue el "ideólogo" de la disputa interna que derivó en el ataque a balazos con nueve heridos en Florencio Varela.
SITRAIC argumentó que Martínez "quería desplazar territorialmente" a la actual jefatura de la filial de Lomas de Zamora para "proteger la caja de sus negocios" irregulares y recordó que el secretario adjunto de esa seccional, Walter Leguizamón, fue detenido ayer como uno de los atacantes del episodio ocurrido el sábado último en Florencio Varela.

Denunció también que el líder de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) brinda "cobertura a cambio de dinero a empresarios" para que tomen albañiles "en negro" y tener así menos costos", asegurándoles que no tendrán inspecciones en sus respectivas obras en construcción ni trabajadores que hagan presentaciones por la irregularidad.

"El ideólogo de las bandas es Gerardo Martínez", acusó el secretario de Prensa de SITRAIC, Oscar Castro, en diálogo con DyN al analizar el ataque a balazos concretado en la madrugada del sábado contra un grupo de delegados de la seccional Quilmes de la UOCRA, producto del cual un joven de 23 años quedó parapléjico.

Castro adujo que Martínez, acusado en la Justicia por SITRAIC de haber sido agente civil de la última dictadura militar en el Batallón 601 de Inteligencia del Ejército, "quería desplazar territorialmente" a la actual conducción de la filial de la UOCRA de Lomas de Zamora para "proteger la caja de sus negocios".

"La filial de Lomas de Zamora creció mucho y acaparó parte de la cobertura que brinda Martínez a empresarios del sector en las obras (en construcción) para que se tome trabajadores 'en negro' y tener menos costos", concluyó el secretario de Prensa del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Afines (SITRAIC). A las 5.30 del sábado, en el cruce de las calles Alvarez Thomas y Maipú, delegados de la seccional Quilmes se despedían luego de celebrar por anticipado en la casa de uno de ellos el Día del Trabajador de la Construcción.

Esos hombres fueron baleados desde un automóvil Volkswagen Fox negro, con cinco ocupantes, que circulaba a alta velocidad y se detuvo para concretar el ataque, para retomar su marcha con la misma intensidad.

Producto del ataque, nueve delegados resultaron heridos y uno de ellos, de 23 años, quedó parapléjico.

Algunas de las víctimas dijeron haber reconocido en el interior del automóvil a tres de los ocupantes del vehículo: Jesús Díaz, Jorge Núñez y Leguizamón.

Los dos últimos quedaron detenidos en la comisaría primera de Florencio Varela tras ocho allanamientos realizados en la madrugada de ayer, a la espera de que la fiscal Clarisa Antonini los interrogue y defina la situación de ambos.

Coment� la nota