El Sindicato de ASOEM reclama mejoras salariales y edilicias para trabajadores del Juzgado de Faltas

Los dirigentes de la entidad gremial piden un mayor equilibrio en la distribución de los recursos del 8% que le corresponde a los entes autárquicos del Municipio. Además aseguran que las condiciones edilicias y laborales van en desmedro de los trabajadores y los usuarios.
La ASOEM continua con las asambleas en el Juzgado de Faltas del Municpio, el Secretario General del Sindicato, Gerónimo Ruiz dijo que se irán profundizando los reclamos por mejores condiciones de trabajo, mas personal, una escalera de incendio, que tengamos los trabajadores y los ciudadanos que concurren al juzgado, una salida de emergencia, para eso necesitamos un edificio con las condiciones mínimas para mejorar el servicio que los vecinos de nuestra ciudad se merecen”.

En el mismo sentido reclamó mayor equilibrio en la distibución de recursos pidiendo que el porcentaje de la misma sea similar al Juzgado de Faltas Municipal pero también pretenden una quita en los recursos del Concejo Deliberante.

La situación del Juzgado de Faltas, no es nueva, incluso hay varias situaciones inconclusa como la designación, por concurso, de un Juez de Faltas que ocupe la vacante producida, oportunamente, por el titular del Juzgado, José Calixto que se jubiló hace ya 4 años.

Además la Carta Orgánica Municipal estableció que deje de ser un Juzgado de Faltas para convertirse en un Tribunal de Faltas, sin embargo el cerrojo que la gestión del ex Intendente Jorge Martín impuso a los entes autárquicos del Municipio con una mezquina distribución de ingresos del 8% del Preszupuesto Municipal, parácticamente dejó atado de manos a quienes deben reformular la prestación de dicho organismo municipal.

Lo paradógico del punto es que el Juzgado de Faltas es el segundo órgano municipal que mayor recaudación tiene, de hecho, los recursos que origina superan, ampliamente, su propio presupuesto de funcionamiento.

Los platos rotos de la situacióin deben pagarla los trabajadores y los usuarios. Los primeros porque trabajan en condiciones desiguales con relación a los restantes trabajadores municipales, en tanto que los usuarios deben hacer largas colas y horas de espera para ser atendido lo cual genera malestar y fastidio con el personal que atiende, que es mínimo, pero debe soportar las quejas de los vecinos.

Comentá la nota