EL SINDICATO DE CAMIONEROS ACATARA LA CONCILIACION DICTADA POR EL CONFLICTO CON LA EMPRESA ALMAFUERTE DE PARANA

– El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó en la tarde de este viernes la conciliación obligatoria en el conflicto suscitado con la empresa Almafuerte SRL • El secretario general del sindicato de camioneros, Antonio Alizegui, dijo a APF que “acatarán” la medida • Denunció que la empresa tenía “aterrorizados” a los empleados y señaló que algunos trabajadores “se sinceraron” e hicieron saber que “firmaban papeles que no se condecían con la realidad”
En la tarde de este viernes, el Ministerio de Trabajo de Entre Ríos dictó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto iniciado el miércoles cuando la firma Almafuerte SRL, despidió a uno de sus choferes (hijo de uno de los dueños de la empresa), tras lo cual el trabajador cesanteado se encadenó a una reja.

“Vamos a acatar la conciliación” afirmó Alizegui e indicó que la primera audiencia fue fijada para el 25 de julio a las 10. Tras la notificación, se retrotraen las acciones y medidas tomadas por las partes.

El dirigente gremial dijo “no entender” qué paso en la empresa. Seguidamente denunció que la firma “tenía aterrorizados a los trabajadores para que no se arrimaran al gremio”.

Asimismo reveló que “en la letra fría, la documentación estaba en orden, los recibos firmados”; sin embargo en la realidad “no le liquidaban horas extras y hay diferencias de categorías”, indicó.

En esta línea “al puntapié lo dio Javier Werner siendo portador del apellido; se plegaron después los compañeros”, acotó.

“La empresa tenia una política cerrada y el gremio no tenía injerencia porque si el trabajador no hace los reclamos que corresponden, uno puede actuar de oficio pero se encontraba toda la documentación laboral en regla, no teníamos qué decir”, expresó luego.

“Almafuerte ocupa la presidencia de los empresarios de Paraná, siempre dando los ejemplos y se ve que el rancho de todos se nos llueve”, agregó para señalar después que se ha realizado “un relevamiento y se han sincerado compañeros diciendo que firmaban papeles que no condecían con la realidad”.

“Lo hacían por la presión, miedo a los despidos, a la suspensión: tenían sus armas para doblegar el pensamiento de los trabajadores”, asestó Alizegui.

Consultado por esta Agencia, admitió que otros trabajadores de otras empresas “llamaron poniéndose a disposición para profundizar las acciones en Paraná”, algo que no ocurrió y que según el gremialista camionero “demuestra el respeto y la responsabilidad de la dirigencia”.

La cédula que notifica la conciliación obligatoria dice en su artículo 4º: “Intímese a Transportes Almafuerte SRL a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la asociación sindical, ni con ninguna otra persona, en relación al diferendo aquí planteado, y al mismo tiempo para que disponga la reincorporación de Francisco Javier Werner como se indica en el art. 2°”.

Comentá la nota