El Sindicato de Luz y Fuerza se defendió ante una resolución del Ministerio de Trabajo de Nación

El Sindicato de Luz y Fuerza se defendió ante una resolución del Ministerio de Trabajo de Nación

En un documento firmado por el secretario general José Rigane, afirmaron que “a solicitud de algunos afiliados de nuestra casa, el Ministerio de Trabajo de Nación decidió tomar intervención sobre nuestra vida institucional interna haciendo una incomprensible interpretación de la ley, totalmente alejada a derecho que tiene como único fin atender al pedido de los amigos del poder”.

El Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata se expresó a través de un comunicado luego de una “resolución contra la institucionalidad del gremio” tras suspender, en julio de 2013, a un grupo de afiliados que no acató una resolución de los cuerpos orgánicos, quien decidieron acudir al Ministerio de Trabajo de la Nación.

En aquella oportunidad, según relataron desde el gremio, “fueron sancionados con suspensión temporal, previo cumplimiento del Estatuto, por no acatar una medida de acción directa, falta muy grave, cuya consecuencia estatutaria es expulsión”. Por eso, “decidieron acudir al Ministerio en busca de un respaldo político, permitiendo a la cartera laboral injerir en la vida interna del Sindicato, por más que la propia Ley que rige su competencia le vede dicha posibilidad”.

En ese contexto, explicaron que “el martes 3 de febrero del corriente año, el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social de la Nación emitió otra resolución ‘a pedido’ y en contra de nuestra Organización Sindical”.

A modo de contextualización, recordaron que “los trabajadores afiliados a esta organización fueron a golpear las puertas del mismo Ministerio de Trabajo que falló en contra de este sindicato en reiteradas oportunidades. Es conocido por todos nosotros el recordado caso del 2009 de la Cooperativa de Balcarce, cuando se le concedió de manera arbitraria e ilegal a la FATLyF y al Sindicato General Pueyrredon la Bolsa de Trabajo que administra nuestro Sindicato. Fue el mismo Ministerio quien debió desdecirse tiempo después, una vez que este Sindicato movilizo y apeló, consiguiendo una resolución ajustada a derecho”.

“Se hace la comparación con aquella Resolución por tener las mismas características – continuaron –, siendo ambas resoluciones arbitrarias e ilegales, con interpretaciones artificiosas de la Ley y fundadas únicamente en la complacencia al pedido formulado por los que se llevan bien con el poder de turno”.

“En esta oportunidad – contaron en el escrito firmado por el secretario general José Rigane y secretario gremial Omar Alberto Fontanari - el Ministerio de Trabajo de Nación a solicitud de algunos afiliados de nuestra casa, decidió tomar intervención sobre nuestra vida institucional interna haciendo una incomprensible interpretación de la Ley, totalmente alejada a derecho que tiene como único fin atender al pedido de los amigos del poder”.

“Sin perjuicio que esta resolución no se encuentra firme ni consentida, ya que va a ser apelada por el Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata, vemos con alarma el papel intervencionista del Ministerio de Trabajo en la vida interna institucional de nuestra organización, como así también el de algunos afiliados, que son utilizados como ‘interlocutores útiles’, para conseguir dichos fines”, enfatizaron.

También dejaron en claro, desde Luz y Fuerza, que “hasta ahora las resoluciones en contra de nuestro Sindicato siempre fueron pedidas por la FATLyF, General Pueyrredon y las patronales. En esta oportunidad, los peticionantes e ideólogos de la maniobra fueron de adentro, ya que este grupo de afiliados que no soportó someterse a los mecanismos sancionatorios contemplados en nuestro Estatuto Social, acudió en busca de la tutela y el paragua político del Ministerio de Trabajo, como históricamente lo han hecho quienes combatieron las políticas gremiales de Luz y Fuerza Mar del Plata”.

“Hay que destacar que el Ministerio no se expidió sobre la causa de la sanción (que en el caso de este grupo de afiliados fue por su falta de disciplina sindical), sino sobre si a los mismos se les permitió o no ejercer su derecho de defensa, algo que éstos no hicieron (a pesar de todas las facilidades otorgadas) en el ámbito institucional. Sin embargo, decidieron ir a golpear las puertas a un órgano ajeno a nuestro Sindicato para que intervenga”, dijeron.

En final lamentaron que “(sin que nos llame la atención) el papel del Ministerio de Trabajo, teniendo en cuenta que la ley le tiene vedado a este organismo inmiscuirse en la vida interna institucional de las Asociaciones Sindicales. También lamentamos profundamente el papel de quienes son funcionales para que el Ministerio intervenga y avasalle la autonomía sindical” y “descontaron” que “esta resolución política, que aparece ‘sorpresivamente’ a pocos días de que los Órganos Directivos del Sindicato comunicaron la fecha de renovación de autoridades, viene a mostrar cuál va a ser el papel del Ministerio de Trabajo en la vida interna Institucional del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata”.

Esta conducción “apela a que las diferencias internas entre los afiliados se diriman bajo los pilares de la democracia sindical, conforme lo marca nuestro Estatuto Social y no tener que apelar a golpear las puertas de Órganos Políticos ajenos a nuestro Sindicato y sentar nefastos precedentes que hoy pueden beneficiar algún afiliado en particular, pero que daña la autonomía del Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata”.

Comentá la nota