Sindicato Petroleros Privados aceptó la conciliación

Sindicato Petroleros Privados aceptó la conciliación
“El peligro aquí no es la paz social, sino el monopolio”, señaló el secretario general de Petroleros Privados, Jorge Avila, frente a la posibilidad de que el personal de las contratistas de Pan American Energy sea absorbido por su empresa testigo, ManPetrol, que además pasaría a desarrollar las tareas que hoy prestan para la operadora pymes regionales.
Avila subrayó que la decisión de los trabajadores es no pasarse a ninguna empresa que no sea Halliburton, u otra del mismo nivel.

En una nueva asamblea realizada ayer en el gimnasio de la sede del Sindicado de Petroleros Privados Chubut, y de la que también tomó parte el Sindicato de Petroleros Jerárquicos, los trabajadores decidieron aceptar la sugerencia del gobierno provincial de acatar la conciliación obligatoria. La medida retrotrae -por los próximos 15 días- las desvinculaciones de 150 trabajadores de diferentes empresas de servicios, la mayoría de ellos de Halliburton, para pasarlos a ManPetrol.

El dirigente de los Petroleros Privados, Jorge “Loma” Avila, abrió la asamblea exponiendo las alternativas posibles en defensa de los puestos de trabajo, para finalmente a las 11:10 -y en votación unánime- aceptar ir a la conciliación obligatoria.

Avila había indicado a los trabajadores que una posibilidad era el conflicto, aunque subrayó que consideraba la conciliación como la mejor alternativa, basado en que el pedido del gobierno provincial es una mesa de diálogo que garantice la paz social, y que ello implica confluir en una mesa -esta vez en el ámbito de la autoridad laboral- con los referentes de PAE y de Halliburton, que concentra 95 de los 150 trabajadores que serían captados por ManPetrol.

Avila subrayó además que la conciliación retrotrae la situación garantizando la permanencia laboral por los próximos 15 días, mientras se arriba a una solución. Y comprometió el respaldo del gremio y sus 12.000 trabajadores para que los contratos laborales permanezcan anclados a una empresa de la misma relevancia de Halliburton.

Pese a acatar la conciliación, el sindicato petrolero se manifestó en alerta y movilización. Así se subrayó desde el inicio de la asamblea, en la que se dio lectura a la nota enviada por la empresa de servicios a los referentes de los dos gremios de la actividad. En ella se ratifica la decisión de desafectar los equipos a partir del 28 de febrero, sobre la base de una readecuación de la estructura de personal conforme al nuevo escenario operativo de la empresa.

La de ayer fue la última y definitoria asamblea en pos del acatamiento a la conciliación, en función de que participaron de ella la mayor parte de los trabajadores afectados, en una medida que alcanza también a petroleros que se desempeñan en Vientos del Sur, Mero, DLS, Champions y Récord.

TRABAJO VS MONOPOLIO

“Sin trabajo no se va a quedar nadie. No hay riesgo de paz social, lo que hay es riesgo con el monopolio que quieren hacer y de la fuente de laburo”, explicó Avila a los trabajadores, en referencia a que será ManPetrol quien comience a centralizar los contratos dados de baja. Advirtió que será monopólico el manejo del yacimiento que opera PAE.

En el posterior contacto con la prensa, Avila subrayó que la decisión de los trabajadores es no pasarse a ninguna empresa que no sea Halliburton, u otra del mismo nivel, defendiendo las empresas que aportaban al yacimiento desde hace años, como los 25 de vinculación con la mencionada.

“No es por tirar tinta contra ManPetrol, pero es una empresa con algo más de un año y ya tiene un muerto encima”, cuestionó el referente gremial en alusión al accidente laboral que el año pasado le costó la vida a un operario. También insistió con la necesidad de una “empresa del mismo nivel” que califique a la gente y que esta sea su prioridad.

“Este marco que abre el gobernador es de diálogo, y nosotros como trabajadores no lo podemos rechazar”, sostuvo además al recordar que la conciliación se extenderá durante los próximos 15 días hábiles, aunque el sindicato se mantiene en alerta y movilización, ya que la comisión directiva, “además de tomar decisiones maduramente, debe escuchar lo que dicen sus trabajadores”.

Comentá la nota