El sindicato de la luz profundiza las medidas de fuerza

El sindicato de la luz profundiza las medidas de fuerza
Las propuestas siguen sin satisfacer a los trabajadores, que el lunes protestarán en la calle. Las empresas esperan un aumento en las tarifas y el Gobierno busca destrabar el conflicto.
Desde el lunes, y por tercera semana consecutiva, los empleados del servicio eléctrico profundizarán su reclamo en busca de un aumento salarial del 30%. La decisión fue comunicada por el Sindicato Luz y Fuerza tras el rechazo de la segunda propuesta elevada por Edemsa.

"Los trabajadores harán protestas en las puertas de cada una de las empresas involucradas", aseguró Urbano Otero, secretario general de la agrupación quien reveló, además, que en caso de no recibir mejores ofrecimientos, el jueves 10 de mayo se llevará a cabo una movilización con participación conjunta de los empleados de la Cooperativa Eléctrica, Edeste y Edemsa. La misma comenzará a las 9 de la mañana en las puertas del gremio y recorrerá las calles del centro.

Estas acciones implicarán una menor atención a las tareas administrativas y de mantenimiento que ya se vienen realizando a media máquina. No obstante, Renato Di Fabio, titular de la oficina de Relaciones Institucionales de Edemsa, garantizó que se prestará el servicio necesario para el correcto funcionamiento de la red eléctrica.

"Poco más del 60% de nuestros empleados pertenecen al Sindicato Luz y Fuerza y no todos ellos se han sumado a la protesta. Además, hay otro grupo que, si bien se adhiere a los reclamos, al menos garantiza el cumplimiento de los servicios mínimos. Reconocemos que tenemos problemas con los tiempos de trabajo, pero podemos garantizar la provisión de electricidad para nuestros usuarios", aseguró el profesional.

La última oferta de Edemsa, apoyada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, consistía en el otorgamiento a cuenta de una suma fija de $ 1.800 (20% de aumento) no bonificables ni remunerativos. De haber sido aceptada, la propuesta no hubiera sido definitiva, sino que se hubiera puesto en práctica durante la resolución del aumento de las tarifas de electricidad. Luego, se harían pagos retroactivos hasta alcanzar los montos fijados por un nuevo acuerdo.

No obstante, la respuesta del sindicato fue negativa. "No entra en discusión si el aumento es suficiente o no. Lo que rechazamos es la condición de 'no remunerativo' por que no reconoce antigüedad, entre otros beneficios", explicó Otero.

Por su parte, Di Fabio contó que -entre 2009 y 2011- las empresas de electricidad otorgaron aumentos del 28% promedio por año, mientras que las tarifas se mantuvieron siempre fijas.

"En cada incremento salarial sacrificamos parte de nuestra rentabilidad. Hoy la situación es crítica y no podremos hacer mejores propuestas hasta que se actualicen las tarifas", concluyó.

Comentá la nota