El sindicato rechazó una oferta salarial del 18 % y persiste el acampe

Ayer se conoció la propuesta, pero tal lo anunciado por el gremio, no negociarán por debajo del 20 %, retroactivo a enero. Marcantonio ya aceptó y cobrarán desde febrero.
Pese a los intentos por autoelogiar la tercera propuesta salarial, esta vez del 18 % al básico, el Gobierno sigue sin convencer a la comisión directiva del Sindicato de Trabajadores Municipales, que permanecerá firme en el campamento "El Aguante", frente al palacio.

Luego de que el intendente Miguel Lunghi pidiera una protesta con "respeto", visiblemente molesto por los elementos domésticos que colocó el gremio en la explanada de Belgrano al 400, presentó una oferta que volvió a desilusionar a los representantes de los trabajadores.

"Con el 20 % llamamos a asamblea", había anticipado la secretaria adjunta, Cecilia Soto, antes del último convite del Ejecutivo. Y en la misma línea se mantuvieron.

La gestión sólo logró el acuerdo con el Sindicato de Obras Sanitarias, que con Luis Marcantonio a la cabeza, aceptó el 18 %.

La cifra estuvo fundamentada en los fondos residuales que quedaron de las dos ofertas salariales anteriores, más los 2.5 millones extra que destinará la Provincia para Tandil.

"Se consideró el máximo esfuerzo económico del municipio, y llevamos la propuesta al techo fijado por el Gobierno Nacional para la paritaria anual", explicó el secretario de Gobierno, Matías Civale.

Además de un 18 % al básico para todos los agrupamientos, el Gobierno estableció una garantía salarial de 3.200 pesos bolsillo. "Supongo que el sindicato lo estudiará y contestará a la brevedad", agregó Civale cerca del mediodía, cuando Soto ya había anunciado a los medios que sería desechada la oferta.

Para el contador radical, "no es normal que en esta época del año haya acuerdo salariales, y si uno lo contextualiza, no hay consensos homologados en toda la República Argentina, en este caso, con el techo fijado por el Gobierno Nacional".

El funcionario lunghista también llamó a Roberto Martínez Lastra y el resto de los directivos del STMT para que "escuchen la opinión" de sus representados, porque "cuando uno dialoga con los empleados y les comenta la propuesta, evaluando cuánto significa para cada uno, percibe que los trabajadores están conformes con esta propuesta, y la aceptan. Fundamentalmente porque aquí no cierra la paritaria para lo que queda del año".

Según el cálculo del Gobierno, el promedio de incremento por empleado ronda los "700 pesos".

Lunghi, el lunes fustigó la protesta del sindicato al sostener que "todo lo que está afuera no condice con la ciudad de Tandil, ni con el diálogo o el consenso, son actitudes que creo tienen que modificarse. Eso no quiere decir que no pidan o que puedan debatir un aumento con nosotros, pero creo que estamos desprestigiando la ciudad, ensucian el frente del palacio, que es visitado por muchísimos turistas".

El jefe comunal se refirió además a lo ocurrido el sábado durante la velada de música en los jardines: "considero que hay actitudes que el gremio debiera rever, tenemos que sentarnos en una mesa encontrando la salida porque el capital de los trabajadores es valioso para nosotros, pero están pidiendo un 12 % más de que lo que dice la presidenta de la nación".

“Por eso les pido que saquen todo lo que han puesto en el frente del palacio y en la plaza, esto no quiere decir que no sigan discutiendo o debatiendo, nadie dice que no necesiten el aumento y que haya inflación, simplemente queremos ver la evolución del país, pero necesitamos seriedad y que nos respetemos entre todos y lo que están haciendo afuera es no respetarnos”, añadió.

Comentá la nota