Sindicato del Seguro: Delegados de base van por la renovación del gremio

Sindicato del Seguro: Delegados de base van por la renovación del gremio

Son un grupo de trabajadores que impulsan la refundación de la organización. Denuncian persecuciones por exigir respuestas a Raúl Martínez sobre hechos de fraude.

Un grupo de delegados de base del Sindicato del Seguro intensifican acciones pensando en la refundación del gremio.

Se trata de referentes gremiales de distintas compañías de la actividad que comenzaron a planificar una renovación dirigencial en el Seguro, ante el fracaso en la conducción actual al mando de Raúl Martínez.

Los trabajadores comenzaron a reunirse hace poco más de dos año hartados por la situación general de sus compañeros de trabajo y para denunciar un desmejoramiento en las condiciones laborales y salariales del sector.

A esa situación, se sumaron los casos de corrupción investigados en el seno de la comisión directiva y la obra social del Seguro, que en el último tiempo ganaron repercusión nacional.

En ese marco surgió la necesidad de afrontar un proceso de lucha que se tradujo en el reagrupamiento de decenas de delegados y delegadas con el objetivo de renovar la conducción en la entidad gremial.

“Empezamos a juntarnos porque creíamos que el manejo del sindicato no venía de las mejores maneras para todos, que necesitábamos un cambio”, destacaron los delegados José Luis Boandeo (Federación Patronal), Claudio Bertole (Sura), Alfredo Cerchiaro (Boston), Gustavo Iriarte (IAM2) y Diego Videla (Provicia ART).

Ellos son algunos de los impulsores del “movimiento de jóvenes” -así se denominan- que intentará cambiar la situación del sindicato, mancomunados con empelados de compañías y afiliados descontentos con la conducción vigente.

“El destino del sindicato tiene que ir por ese lado, empezar a buscar gente en distintas bases y cambiar la realidad de la organización, para que esto repercuta en mejoras para los afiliados y trabajadores”, señalaron en diálogo con Mundo Gremial.

SALARIOS: PARITARIAS A LA BAJA

Uno de los temas de mayor preocupación, como en todos los sectores de la economía, es la pérdida salarial frente a la inflación. Y si bien en muchos casos llega a ser ‘entendible’ por la caída de la productividad, en el Seguro “tendrían que haber sido las mejoras paritarias” del último lustro.

“Todo el contexto del gremio perjudicó a la negociación salarial. El negocio financiero de las empresas de seguros fue un éxito, y por ende, las paritarias de este año tendrían que haber sido las mejores de los últimos 5, 6 años”.

Una industria en crecimiento y una paritaria en detrimento: “Los resultados acompañaron al sector y la participación de la masa salarial en todo el sector es poca. Esa batalla que se presenta constantemente a los salarios, el empresario ha podido aprovechar topes salariales impuestos por el Gobierno para una negociación a la baja”.

LA BRONCA DE LOS TRABAJADORES

“Los compañeros están bastante disconformes. Se negoció una paritaria muy a la larga, en un principio se planteó como un éxito con un porcentaje alto en pocas cuotas, pero la sobrepasó la inflación enseguida”.

La reapertura de paritarias en el Seguro costó muchísimo con cámaras empresarias que no respondían al pedido del gremio. Cuando llegó la segunda parte de aumento, “se cerró aún más larga, excediendo la fecha de vencimiento del convenio y con una paritaria que fue a la baja y perdió con la inflación”.

“Y a su vez, se prometió un bono que no se cumplió y esto hizo que los compañeros estén muy molestos”.

DENUNCIAS JUDICIALES Y PERSECUCIÓN A DELEGADOS

Los avances de la Justicia en causas de corrupción causaron “preocupación general entre todos los delegados, dirigentes y empleados de las compañías de seguros porque hay una problemática que no sabemos cómo va a desencadenar”.

Además, explicaron a Mundo Gremial que las denuncias sobre Martínez “impactaron de manera fuerte” en las prestaciones hacia los afiliados.

Para ejemplificar, relataron la situación de los préstamos personales: “se venía dando hace un tiempo atrás, se sintió que teníamos préstamos personales para ayudar a compañeros por 150 mil pesos y de pronto esos préstamos eran renovables se bajaron a 100 mil pesos y no son renovables cuando más necesitamos ayuda social del sindicato. Los compañeros de seguros están pasando un mal momento”.

Pero la actualidad no empeoró sólo respecto a las prestaciones, lo que se vive a raíz de las investigaciones a miembros de comisión directiva es una persecución tanto a los delegados y dirigentes que hacen la denuncia, sino también a los trabajadores que representan esos delegados.

“Si bien la prestación no se ve cortada del todo, se ve afectado el compañero que es de una compañía que tiene un delegado que está denunciando el hecho o está participando activamente se ve con la demora en el reintegro, con la dificultad de otorgar algún turno”.

“La persecución no es solamente hacia el grupo de delegados que denuncian con corte de licencia, con el ingreso restringido al sindicato del que somos dirigentes. Sino que impacta directamente al afiliado en vez de que nos afecte a nosotros”.

Los delegados aseguran que se trata de una persecución directa a opositores de la gestión, con patotas en los ingresos del sindicato.

“Hay seguridad en el gremio que nunca en la vida hubo. Hay una patota interesante, nos restringen el ingreso a nosotros que somos todos delegados electos vigentes. Para entrar a nuestro sindicato tenemos que presentar nuestro documento y el carnet de afiliación. Todo esto surge desde aquel día que le fuimos a pedir explicaciones al secretario general por los casos de fraude”, concluyeron.

El próximo 28 de marzo se realizará un Congreso Extraordinario en el Sindicato donde se definirá la Junta Electoral que fiscalizará el proceso de renovación de autoridades, donde la nueva agrupación de delegados fijará su postura y participará activamente en un armado electoral para pelear por dar una vuelta de hoja en la historia de la organización.

Coment� la nota