Sindicato de taxistas: “Si no solucionan la inseguridad nos movilizaremos sorpresivamente”

Sindicato de taxistas: “Si no solucionan la inseguridad nos movilizaremos sorpresivamente”
Alberto Ozán sostuvo que el Gobierno no obliga a los dueños de los taxis a que cumplan con un sistema que proteja a los choferes. “Nos reuniremos con el ministro de Seguridad para que nos dé soluciones, de lo contrario haremos movilizaciones y paros sorpresivos”.
Los asaltos a choferes de taxis no cesan. Desde el sindicato que nuclea a los taxista se quejaron de que los coches no cumplen con las medidas de seguridad porque “el Gobierno no se lo exige a los dueños”.

Alberto Ozán, titular del gremio de los taxistas, fue quien se quejó sobre la pasividad gubernamental acerca de la falta de seguridad que tienen los trabajadores del volante. Aseguró que en los últimos meses los asaltos a choferes se incrementaron y para dar un ejemplo sostuvo que “el sábado asaltaron a cinco compañeros”.

De todos modos argumentó que “todos los días sufrimos un robo y lo peor es que no sólo nos amenazan con un arma, a veces la usan. El sábado a un compañero, después de asaltarlo, lo ataron al volante, lo dejaron abandonado en Colonia Segovia en la madrugada y a nadie le importa”.

“¿Qué estamos esperando, que pase algo más?”, se preguntó Ozán en clara referencia a las políticas de Seguridad que lleva a cabo la cartera que dirige Carlos Aranda. Sin embargo, le apuntó directo al ministro y volvió a cuestionar: “¿Hasta cuándo van estar con los oídos sordos, o es apropósito que no trabajen en la prevención?”.

Para el sindicalista, “el Gobierno y al ministro de Seguridad, no hacen nada, tienen que preocuparse por la seguridad pública. Pero no lo hacen y vamos a tener que exigirlo”, amenazó el dirigente.

Sobre la inseguridad que viven los taxistas y las medidas para protegerlos hace casi una década que se discuten. Se propuso desde la utilización del posnet o de una tarjeta recargable (como la RedBus) para que los conductores no tengan que llevar dinero. Pero lo cierto es que los taxistas siguen siendo blanco de los delincuentes y las medidas que se han aplicado no han sido suficientes.

“Estamos pidiendo que cambien la unidad de taxi. Como el Estado provincial es la dueña de los permisos de circulación puede exigir, de ahora en adelante, qué equipo de seguridad deben utilizar los vehículos, porque es un problema de la unidad. El problema está en las unidades —explicó Ozán—, siendo los utilitarios lo que necesitamos para trabajar, se les puede instalar un sistema de seguridad integral que se coloca en cinco minutos. Esto es un blindex o policarbonato, sistema de GPS y cámara de seguridad”, detalló.

Para que esto suceda el dirigente sindical aseguró que es necesaria la voluntad política que hoy es, según él, inexistente. Para demostrarlo citó un ejemplo: “Pedimos que en las revisiones técnicas de las unidades se hicieran el control de los GPS y no lo hicieron”.

Por último, Alberto Ozán destacó que las cámaras de seguridad a bordo no la tienen todos los coches porque “la ley dice que si la quiere colocar (el dueño del taxi) lo hace pero no lo establece como obligatoriedad”.

Por estas razones es que desde el Sindicato amenazaron con medidas de fuerza sorpresivas si el Gobierno no brinda soluciones en el corto plazo.

Comentá la nota