El Sindicato de Trabajadores Municipales llevará distintos reclamos a Luciani

El Sindicato de Trabajadores Municipales llevará distintos reclamos a Luciani
El gremio que conduce Enrique Peñalba solicitó una reunión con el jefe comunal para que se haga efectiva la incorporación al básico de 300 pesos no remunerativos. Además, existe malestar por el atraso en el pago de horas extras.
El martes de la semana pasada, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) solicitó una audiencia con el intendente Oscar Luciani. El pedido, que tiene carácter de urgente, busca crear una instancia de diálogo donde se puedan plantear distintos temas que involucra al personal municipal.

Juan Pablo Roldán, presidente del Cuerpo de Delegados del STM, explicó que uno de los puntos tiene que ver con el cumplimiento del acuerdo que los gremios alcanzaron a fines de 2010 con el entonces gobierno de Graciela Rosso. Ese año, la relación entre las entidades sindicales y el Ejecutivo alcanzó varios momentos de extrema tensión. La situación se destrabó con el acuerdo de un incremento salarial y un plus no remunerativo de 300 pesos.

Roldán detalló que "se pide el traspaso al recibo de esos 300 pesos no remunerativos, que se tendría que haber concretado en diciembre según el acuerdo que se firmó en el Ministerio de Trabajo bonaerense. Fue una pauta del acuerdo salarial para el 2011".

"Que esa cifra pase a ser remunerativa significa un pequeño aumento para los trabajadores y deja de ser un pago en negro, es un blanqueamiento del sueldo. Eso no se cumplió todavía. Estos temas ya los tratamos con los secretarios de Gobierno y de Economía. Tenemos un buen diálogo, pero no una respuesta concreta. Agotadas las instancias previas, pedimos una audiencia directamente con el intendente", agregó el dirigente sindical.

Roldán aclaró que "al ser una gestión nueva, hemos dejado pasar estos dos meses, pero es plata de los trabajadores, más cuando los sueldos municipales no son gran cosa". A su vez, el Sindicato de Trabajadores Municipales reclama el reconocimiento de 150 pesos no remunerativos que debieron haberse pagado como parte del segundo aguinaldo del año pasado. "Estamos reclamando que esos 150 pesos sean abonados durante este mes, que son acuerdos que ya teníamos con la otra gestión. Si bien el gobierno cambió, nuestro empleador sigue siendo la Municipalidad, y son acuerdos que ya están firmados", dijo Roldán.

Por otra parte, el gremio que conduce Enrique Peñalba considera indispensable iniciar las negociaciones con miras a fijar el aumento salarial de este año: "Se está pidiendo, con suma urgencia, empezar a hablar del aumento de sueldo para este año. Ya estamos en febrero, esto lleva una negociación, y queremos ver si con el diálogo que tenemos hasta ahora podemos llegar a un acuerdo que nos beneficie a todos, tanto al Municipio como a nosotros".

El STM entiende que "cuanto más demore la negociación, va a costar más llegar a un acuerdo". Según Roldán, "los trabajadores ya están pidiendo un aumento, porque los sueldos son bajos y necesitan actualizarse".

Consultado por este medio sobre la cifra posible de incremento que se solicitará al gobierno, Roldán especificó que "todavía no tenemos un monto estipulado, sino que estamos hablando con los compañeros, y también queremos hablar con el Ejecutivo, para tratar de llegar a un consenso".

A título personal, el presidente del Cuerpo de Delegados expuso que, de acuerdo al incremento de la canasta familiar, "el aumento salarial no puede ser menor a un 30 por ciento". Sin embargo, aclaró que "el porcentaje va a salir de una asamblea entre todos los afiliados, así todos pueden opinar".

Por el momento el STM no entabló conversaciones con los otros dos gremios que tienen representación entre los trabajadores municipales. "En relación a este tema no hemos tenido una conversación específica ni formal, pero seguramente estaremos charlando los tres gremios juntos", indicó.

Recolectores

Al comienzo de la semana pasada, los trabajadores que cumplen funciones de recolección estuvieron cerca de recurrir a un paro de sus actividades.

El motivo del conflicto obedece al atraso en el pago de horas extras. Según trascendió, la intermediación de los sindicatos ante el gobierno evitó el freno del servicio.

El Ejecutivo acordó cubrir las obligaciones correspondientes a noviembre, aunque sólo para el área de recolección. En tal sentido, Roldán explicó que "si bien se les va a pagar a los recolectores, creemos que eso es discriminatorio porque todos los sectores están en la misma situación. Por eso pedimos que se les pague a todos los trabajadores".

El presidente del Cuerpo de Delegados del STM también expuso que los recolectores "están cansados por el estado de los camiones".

"Les resulta muy peligroso, porque están arriesgando sus vidas. No sabemos cómo se va a desarrollar ese tema, la gente no quiere salir más con esos camiones. Estamos tratando de que se reparen o se traigan camiones nuevos", expresó.

Comentá la nota