El Sindicato de Trabajadores pidió un 25% de aumento y el Ejecutivo ofreció un 4%

Los representantes de los empleados municipales concurrieron ayer a Yrigoyen 75 a buscar la respuesta del Departamento Ejecutivo por un incremento salarial. La diferencia porcentual al requerimiento gremial fue abismal.
La reunión estaba programada para el jueves por la tarde y por cuestiones de fuerza mayor se trasladó para el viernes por la mañana. Sin la presencia del Intendente, el encuentro entre las partes se realizó en el Salón Azul de la Casa Municipal.

En el inicio de las paritarias, el secretario General Mario López y el secretario Gremial Oscar Sotto, llevaron al Departamento Ejecutivo el pedido de aumento de un 30 a 25 por ciento para todos los trabajadores de la comuna, e incrementar el Mínimo Garantizado a 1750 pesos hasta diciembre, tal como lo estableció el Gobierno Nacional, y a partir de enero llevarlo a 1850.

“Nos ofrecieron un 4 por ciento a partir del momento en que se firme el acta-acuerdo en forma remunerativa y bonificable y otro 4 por ciento al mes de diciembre remunerativo y no bonificable”, informó López. Respecto a esto último, el gremialista explicó que al ser remunerativo se contempla la antigüedad, las horas extras y el presentismo y lo “no bonificable” discrimina los descuentos de ley, como ser Obra Social (IOSPER), aporte al Sindicato, Caja de Jubilaciones y la Ley 4035.

Ahora el gremio deberá llevar por escrito la respuesta luego de analizar esta propuesta con la Comisión Directiva y el Cuerpo de Delegados el día lunes. “Acá hay un tema que es prioritario, que se venia postergando en tres paritarias y se quiere postergar en esta nueva instancia, y es el tema del Mínimo Garantizado”, manifestó el Secretario General.

La diferencia numérica entre las proposiciones es muy evidente, al igual que las realidades que viven los trabajadores y las arcas de la comuna. “Yo no quiero adelantarme a nada, quiero ser respetuoso, no quiero brindar una opinión antes de una reunión con los demás compañeros, pero ya les manifesté a los representantes del Ejecutivo la importancia del Mínimo Garantizado, el incremento de la Canasta Familiar ha sido abismal y hoy por hoy los trabajadores no pedimos ese porcentaje por capricho sino por una necesidad que tenemos”, opinó.

En lo que va de este año, los trabajadores municipales han recibido un incremento del 15 por ciento mientras otros gremios de la provincia han sido beneficiados con aumentos un más elevados.

Cuando se le preguntó a López sobre los motivos que aduce el Departamento Ejecutivo a esta diferencia en las propuestas, el sindicalista respondió: “Esto es una constante que hemos tenido los trabajadores desde siempre, no hay plata, la recaudación no alcanza, la incidencia en sueldos es elevada y bueno, lo compañeros lo vamos a analizar”.

El martes podría haber otro encuentro entre ambas partes, donde el Sindicato llevará la respuesta al ofrecimiento del Ejecutivo, previo a una consulta con todos los delegados de las diferentes áreas de la Municipalidad. “Esto decisión de cada sesión, pero hay gente que está muy por debajo de lo que está la Canasta Básica Familiar, hay una franja de 220 trabajadores, son los que tienen poca antigüedad y por eso se pide elevar el Mínimo Garantizado”, declaró López y aclaró que por el momento se han realizado estos dos pedidos, una vez que se resuelvan se hablará de otras cuestiones puntuales de cada área.

Coment� la nota