Los sindicatos europeos se alistan para otra protesta contra el ajuste

Los sindicatos europeos se alistan para otra protesta contra el ajuste
A pesar de que la crisis golpea cada vez más duramente en las condiciones de vida de la región, los gremios no logran consensuar una medida generalizada, como se había propuesto desde hace más de un mes. El caso griego.

En medio de la más profunda crisis de la postguerra, que ha hecho estallar todos los indicadores sociales, llevó la desocupación a índices nunca vistos y desató una arrasadora ola de desalojos que afecta a todos los países (ver aparte), Europa vivirá mañana una protesta que tendrá sus epicentros en España y Portugal. Pese a que el drama es común, y poco a poco alcanza a todos, la Eurozona vivirá de manera desigual la jornada a la que convocaron las centrales sindicales con el lema común de "Lucha contra la austeridad".

En España, todas las centrales sindicales, a excepción de las organizaciones de los trabajadores públicos, se plegaron a esta segunda huelga general del año contra la política económica de Mariano Rajoy. Los empleados del Estado se marginaron de la protesta "por responsabilidad".

En Portugal será el tercer paro en 16 meses, aunque ahora la segunda mayor organización sindical (la socialista UGT) declinó sumarse a la iniciativa de la primera central lusa (la comunista CGTP) pese a decir que comparte el rechazo a los ajustes.

La principal federación de sindicatos de trabajadores privados de Grecia (la GSEE) convocó sólo a un paro de tres horas. Aunque inicialmente había llamado a una huelga general, el hecho de haberse celebrado una de 48 horas la semana pasada hizo que los sindicatos se replanteasen su actitud y redujeran su participación en la protesta continental a ese paro menor y una manifestación en el centro de Atenas.

El principal sindicato de Italia, la Confederación General Italiana del Trabajo, junto con otros sindicatos sectoriales menores, se sumarán con un paro de cuatro horas. Más allá de encuadrarse en una jornada reivindicativa europea, esta huelga de media jornada busca expresar la protesta concreta contra el presupuesto previsto para 2013 por el gobierno del tecnócrata Mario Monti.

Las cinco grandes centrales sindicales francesas llamaron a los trabajadores públicos y privados a sumarse a la protesta con concentraciones y manifestaciones en todo el país. En Bélgica no se llamó a la huelga, pero sectores como el del metal y el ferroviario sí pararán, mientras que las centrales sindicales protestarán contra la austeridad ante las embajadas de España, Portugal, Grecia, Chipre, Irlanda y Alemania y harán una marcha hasta la sede de la Comisión Europea (CE).

Las acciones de solidaridad comenzarán esta noche en Alemania, con un desfile de antorchas en la ciudad central de Aquisgrán, mientras que la Confederación Alemana de Sindicatos realizará diversas acciones en otras partes del país, entre ellas Berlín, junto a la emblemática Puerta de Brandeburgo. En el Reino Unido, la Coalición de la Resistencia y la Confederación de Sindicatos Británicos se concentrarán ante la sede londinense de la CE, pero en la castigada Irlanda no está prevista ninguna acción de protesta.

Efe

Comentá la nota