Sindicatos en pie de guerra tras las acusaciones de Kicillof: "Está enfermo"

Sindicatos en pie de guerra tras las acusaciones de Kicillof: "Está enfermo"
El ministro de Economía dijo que "les llenan la cabeza a los trabajadores" con los reclamos salariales. Las duras respuestas.
Luego de que el ministro de Economía, Axel Kicillof, acusara hoy a los sindicalistas de querer "marcar la cancha" y de incitar a los trabajadores a pedir incrementos "elevadísimos" en paritarias, la respuesta no se hizo esperar y hasta generó la coincidencia entre sindicalistas oficialistas y opositores.

El funcionario nacional había advertido que los dirigentes "les están haciendo un mal" a los trabajadores, y reclamó tiempo para "tener una discusión salarial seria". El barrionuevista Carlos Acuña de la CGT Azul y Blanca pidió al funcionario "que baje a consultar a los trabajadores para ver qué le contestan", para luego afirmar que en las paritarias "un 35 por ciento sería solo el piso". Acuña, titular del sindicato de Trabajadores de Estaciones de Servicio, enfatizó que "en paritarias hay que tener la varita mágica para saber que monto de aumento salarial reclamar" y advirtió que, para la negociación, "techo no hay".

A su vez, el diputado nacional por el massismo y titular del gremio de los petroleros que integra la CGT oficial, Alberto Roberti, aseguró que Kicillof "es un autoritario que en general lleva la economía del país sin un plan antiinflacionario" y que de esa forma pretende que "el ajuste lo paguen los trabajadores". En declaraciones a la agencia DyN, el sindicalista afirmó que las declaraciones del Ministro de Economía hay que tomarlas "de quién viene", pero advirtió que los gremios actuarán "en consecuencia con la histórica responsabilidad y la prudencia que siempre tuvimos" a la hora de discutir aumentos en paritarias. En es sentido, el Roberti advirtió que "no estamos dispuestos a que los trabadores sean condenados a soportar la realidad brutal de la remarcación de precios que ha puesto a la inflación en niveles altísimos".

Por su lado, el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, sostuvo que "ni la señora presidente Cristina (Fernández de Kirchner), ni los personajes como (Antonio) Caló o (José Luís) Lingeri, con quienes se reúne siempre, van a incidir en las paritarias de camioneros". El hijo del titular de la CGT Azopardo afirmó que "si alguien ha tenido prudencia para reclamar han sido los trabajadores, teniendo en cuenta el robo que hace el gobierno con el tema de ganancias, discriminando con las asignaciones familiares".

Finalmente, quien también dio su opinión es el jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano. "Está enfermo ese muchacho, no sabe lo que dice", sentenció el camionero, quien añadió que "el gobierno quiere que la inflación se pague con la necesidad de los trabajadores" y "que la devaluación la paguen los trabajadores". En ese sentido, el titular de la CGT Azopardo interpretó que "por eso está insistiendo que no pidan mas del 25 por ciento".

Acerca del nuevo índice que reconoce una inflación del 3,7% durante el mes de enero, Moyano evaluó que "ya se están acercando a la verdad". Respecto del porcentaje de incremento salarial que debería pedirse en las paritarias, el dirigente camionero opinó que "no se puede decir una cifra porque en lo salarios bajos no tiene incidencia y en algunos casos hay bastante diferencia".

Coment� la nota