Los sindicatos pesqueros pedirían entre un 30 y 35% de aumento salarial

El porcentaje aún no es oficial pero es alrededor de la cifra que debaten los diferentes gremios. También reclamarán que la suba acordada sea remunerativa. Ya solicitaron una reunión con las cámaras empresariales y esperan respuesta.
Mientras esperan la respuesta de los empresarios para comenzar con las negociaciones, los sindicatos del puerto analizan pedir un aumento salarial de entre 30 y 35 por ciento para los más de 15 mil trabajadores de la pesca.

Los gremios por ahora no reconocerán esta cifra en público, pero es el porcentaje del que hablan cada vez que se reúnen para unificar la postura que llevarán a la mesa de negociación con las cámaras empresariales. "Vamos a pelear para que la cifra acordada sea remunerativa", le dijo ayer a LA CAPITAL un integrante de unos de los gremios más representativos del puerto.

La semana pasada los secretarios general del Simape, SOIP, Siconara, Centro de Patrones de Pesca se reunieron para dejar conformada la mesa gremial que debatirá con los empresarios la suba de sueldos de este año. Es decir: después del duro conflicto del año pasado, ahora los trabajadores del puerto decidieron unirse para tener una propuesta en común y no negociar por separado.

Los sindicatos quieren comenzar cuanto ante la discusión salarial y por eso ya le enviaron una carta a los empresarios para comenzar con las negociaciones. Todavía no tuvieron respuesta. "Por ahora no tenemos fecha, lugar ni nada definido sobre cuándo nos sentaremos a discutir", aseguró un dirigente gremial.

De todas maneras, los integrantes de la mesa sindical mantienen charlas todos los días para definir el porcentaje que le pedirán a las cámaras empresariales. La mayoría habla de entre un 30 y 35 por ciento, aunque esperarán para hacer oficial la cifra que pedirán cuando comiencen las negociaciones.

El debate por los salarios llega en medio de una fuerte preocupación empresarial por la crisis que afecta el puerto.

"No somos tontos. Sabemos que hay una crisis y no la minimizamos. Pero lo que sí minimizamos es el dramatismo que le ponen los empresarios", aseguró el vocero de la mesa sindical y secretario general del Simape, Pablo Trueba. Y,enseguida, agregó: "Ellos tienen rebajas en las exportaciones, en el precios del gas oil y otros beneficios como una línea de créditos blandos".

Para Trueba, la verdadera crisis llegará al Puerto si los más de 15.000 trabajadores que representan los gremios no reciben un aumento salarial que les permita mantener el poder adquisitivo frente a la inflación.

Por eso, esta vez, los sindicatos buscarán tener una estrategia en común frente a la negociación salarial y evitar que sucedan las diferencias del año pasado. ?Los acuerdos que tenemos firmados caducan el 28 de febrero y por eso queremos adelantarnos. La idea es consensuar ciertas pautas?, dijo Trueba al explicar la primera reunión de la mesa sindical. Además del porcentaje, los sindicatos deberán definir qué tipo de aumento pedirán y cómo se incorporará al sueldo. En principio apuntarán a que no haya cifras no remunerativas. ?El año pasado hicimos algunas concesiones, pero nuestras obras sociales no las soportarían de nuevo?, afirmó Walter Castro, del SAON.

Comentá la nota