Los sindicatos se suman a la audiencia de la Corte, con bajas expectativas

Creen que la audiencia entre la administración provincial y la nacional no destrabaría el conflicto en lo inmediato. El martes volverán a reunirse para analizar los pasos a seguir y no descartan más protestas
En las horas previas a la esperada audiencia en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, entre la administración provincial y la nacional por las diferencias en el convenio previsional firmado en 2009, los gremios estatales anunciaron que se sumarán al peregrinar hacia Buenos Aires.

Una docena de dirigentes gremiales formarán parte del viaje que espera encontrar como final un acuerdo entre el gobierno de Cristina y el de José Manuel de la Sota para que la reforma previsional aprobada el mes pasado sea derogada. Por ahora, nada de eso parece inmediato.

Incluso los propios dirigentes especulaban anoche con que el lunes será el puntapié inicial de un proceso más largo. “No creo que tengamos una rápida resolución, aún si la Corte se inclina a favor de la Provincia”, admitió uno de los principales sindicalistas provinciales.

Pero al mismo tiempo admitieron que la reunión que estaba prevista realizar con Diego Bossio, el titular de Anses, con quien los sindicatos pretendían encontrarse para debatir sobre el sistema previsional cordobés, no había sido confirmada hasta anoche.

El funcionario del organismo nacional había sido uno de los que apuntó contra las “jubilaciones de privilegio” que se pagan en Córdoba. Los gremios, aún los más afines a las políticas nacionales, salieron a cuestionar esas expresiones que también se repitieron con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

Pero el encuentro no se pudo definir aún. “El titular de Anses no nos confirmó ninguna cita. Por ahora vamos a Buenos Aires pero sólo a la audiencia de la Corte que está prevista para las 11”, explicó un referente de los estatales.

A nivel local, la Uepc se mantuvo ayer activa en contra de la ley 10.078 que postergó por 6 meses cualquier mejora salarial para los jubilados de la provincia. Para ello organizó una serie de volanteadas en distintos puntos estratégicos de la ciudad, como la esquina de España y Mugnaini, la escuela Normal, la escuela Mariquita Sánchez de Thompon en Banda Norte y el Nacional.

“El sindicato resolvió en asamblea dos cuestiones centrales, suspender los paros en las escuelas y mantener activa la difusión de los puntos centrales de la reforma previsional que nos afecta directamente a los estatales”, explicó Juan Simes, titular de la Uepc Río Cuarto.

En aquella asamblea se decidió además un cronograma que se mantiene inalterable: el lunes el titular del sindicato a nivel provincial, Juan Monserrat, viajará a Buenos Aires a participar de la audiencia en la Corte Suprema; el martes el propio Monserrat participará de un encuentro de secretarios generales de gremios estatales en Córdoba; el miércoles habrá un encuentro de los secretarios generales de cada departamento de Uepc; el jueves está previsto realizar asambleas de dos horas por turno para que en las escuelas se conozcan los resultados de las negociaciones a nivel nacional; y el viernes los docentes cumplirán las asambleas departamentales donde se definirá un mandato para el plenario provincial previsto para el lunes 17.

“Ahí vamos a decidir cómo continuar y si se retoman las protestas o no. Lo que tenemos claro es que nos merecemos un haber jubilatorio digno porque además aportamos el 18%, más que el resto de lo jubilados”, remarcó Simes.

Por último, el dirigente riocuartense insistió en que “nosotros no tenemos de ninguna manera jubilaciones de privilegio como se indicó. Y lo que cobramos es fruto del trabajo y de los aportes realizados durante la actividad”, concluyó.

Las claves

El lunes a las 11 en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, los funcionarios nacionales y provinciales se verán las caras para intentar destrabar el conflicto por el convenio previsional de 2009.

La administración de José Manuel de la Sota le reclama a la Nación 1.040 millones de pesos correspondientes al déficit de la Caja de 2011. Ese año la Anses no giró un solo peso y el rojo debió ser cubierto por Córdoba.

La Nación explica que no envió ese dinero porque la Provincia no cumplió con la obligación de armonizar el sistema previsional al esquema nacional. La Corte deberá mediar entre ambas posturas y resolver.

Comentá la nota