Sindicatura presente en el frigorífico Sadowa

En los próximos días elevarán un informe de situación. Desde el Sindicato de la Carne mantienen la esperanza de que se mantengan los puestos de trabajo y los empleados comiencen a percibir salarios
Tras presentarse la quiebra del Frigorífico Sadowa, miembros de la sindicatura se hicieron presente ayer en las instalaciones para verificar su estado y emitir luego un informe para avanzar en el pago de las deudas.

En diálogo con El Atlántico, el secretario general del Sindicato de la Carne, Pedro Lacuadra Montiel, indicó que en la jornada de ayer se presentaron en la fábrica contadores provenientes de Buenos Aires –designados por sorteo- a fin de establecer el escenario futuro del frigorífico y sus trabajadores.

“Una vez que tengan un informe completo y el inventario hecho, emitirán opinión”, remarcó.

Si bien determinó que la situación es muy reciente y debían esperar por una decisión que se tomará en el transcurso de los próximos días, adelantó que por parte del gremio, solicitaron la continuidad de la empresa “porque creemos que se puede reactivar hasta que el juzgado decida”.

Cabe mencionar que meses antes de decretarse la quiebra, un empresario marplatense se había hecho cargo del frigorífico, pero con la medida, todos los contratos se cayeron.

“A partir de ahí se inicia todo desde cero. Si va a continuar la persona que había alquilado en su momento la verdad que no lo sé. Ni se si él lo sabe todavía”, relató.

En este sentido, afirmó que el panorama es de total incertidumbre, aunque esperan con tranquilidad por “la opinión que van a emitir los síndicos”.

Ésta no es la primera vez que el frigorífico presenta la quiebra, ya que anteriormente –cuando llevaba el nombre de “San Telmo”- ya se había visto sumergido en estas circunstancias. En su momento, los trabajadores perjudicados sólo habían percibido el 7% de la deuda que se mantenía con ellos.

Consultado por las expectativas en esta oportunidad, Lacuadra Montiel sostuvo: “Sabemos que es natural en una quiebra, lamentablemente, que nunca se cobre la totalidad de los salarios caídos”.

De todas formas, bregó por la continuidad de los puestos de trabajo al manifestar que estaban interesados en “la posibilidad de que se abra esa fuente de trabajo y que los compañeros empiecen a trabajar y a percibir salarios a partir de ahora”.

Al concluir subrayó que también debía tenerse en cuenta que “con la empresa funcionando, seguramente se va a vender a un precio mucho mayor que estando parada como ahora”.

Comentá la nota