Sipemom se desentiende de los micros rotos durante el último paro

Sipemom se desentiende de los micros rotos durante el último paro
El titular del gremio de los choferes, Rodolfo Calcagni, dijo que tiene pruebas que avalan el accionar de los huelguistas. Autam no aseguró denuncias de los empresarios ante la Justicia.

El gremio de los choferes de colectivos se prepara para una eventual pelea judicial por las roturas de los colectivos durante el paro del 20 de noviembre.

Los empresarios calculan que entre 50 y 60 unidades que estaban en circulación a pesar de la huelga sufrieron piedrazos y otros tipos de ataques (a muchos les desinflaron las ruedas) en medio de la medida de fuerza generalizada. Pero Sipemom dice que tiene pruebas concretas de que no fueron los choferes huelguistas los que ocasionaron destrozos.

Rodolfo Calcagni, jefe del gremio, aseguró que tiene elementos que desvinculan a los suyos de cualquier acto vandálico (salvo, puntualmente, las ruedas desinfladas) y que las aportará a la Justicia en el caso de que se lo pidan.

Calcagni afirmó que cuenta hasta con filmaciones que aclaran el accionar de los conductores y se quejó del trato de algunos medios que responsabilizaron a los huelguistas. "Tengo todo, hasta pruebas de que los pasajeros bajaron de los micros sin que los obligaran", aseguró el gremialista, quien también conduce la CGT provincial.

El sindicalista está a la defensiva y la polémica podría crecer si el conflicto llega a la Justicia, dado que si se confirma que los choferes no apedrearon los micros, habría que buscar responsables ajenos a la protesta. Incluso entre quienes se oponían al paro del 20 de noviembre.

Sobre las presuntas responsabilidades Calcagni no quiso adelantar nada y dejó el asunto en manos de la Justicia. Sin embargo, desde AUTAM no dieron certeza de que los dueños de los micros vayan a acudir a tribunales.

Oscar Razquin, vocero de los dueños de los colectivos señaló que los daños fueron importantes en especial para dos empresas: Roca y Maipú. Por otra parte dijo que, del total, sólo unas 30 sufrieron destrozos concretos.

También descartó que AUTAM vaya a presentar una denuncia e incluso minimizó la posibilidad de que algún dueño vaya a quejarse a la Justicia, ya que, en algunos recorridos, están acostumbrados a sufrir actos de vandalismo en días normales.

Al margen de esto, la CGT tiene previsto hacer la semana que viene un balance del paro en el que seguramente estará presente este tema.

Comentá la nota