El Siprosa creó un tribunal de disciplina médica

El Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud tildó al nuevo organismo de "tribunales de persecución" contra los agentes. Adriana Bueno dijo que el Ministerio de Salud aprovecha enero para tomar este tipo de medidas. Pidieron que sea anulado.
EN HORCO MOLLE. Alperovich, Amado y Yedlin reinauguraron un CAPS. El ministro no conocía la resolución. SECRETARIA DE PRENSA Y DIFUSION

Cuando el conflicto entre los médicos que trabajan para el Estado y el Gobierno provincial parecía ya cosa del pasado, enero trajo una sorpresa que promete generar nuevos roces entre ambas partes: el Siprosa creó el Departamento de Ética y Disciplina, organismo que ya fue tildado de "tribunales de persecución" por el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la salud (Sitas). Según el Siprosa, el departamento tiene por objetivo "la revisión e investigación de faltas éticas e infracciones cometidas por médicos y auxiliares dentro del sistema provincial de salud".

La resolución Nº 3/SPS con fecha 9 de este mes, que fue publicada en el Boletín Oficial, hace una larga lista de consideraciones para justificar la creación del nuevo departamento. Y en su parte resolutiva aclara que el mismo dependerá de la Dirección General de Fiscalización Sanitaria.

"Una de las responsabilidades que tiene el departamento de fiscalización sanitaria es el tema ético y lo que se ha hecho es crear el departamento en sí, que no estaba generado por ley. Hicimos una resolución externa por la cual hemos formado el departamento. Ahora, estamos en búsqueda de la gente que va a estar como responsable", explicó, consultado por LA GACETA, el secretario ejecutivo del Siprosa, Fernando Avellaneda. Antes, nuestro diario pidió precisiones al ministro de Salud, Pablo Yedlin, sobre esta resolución. Fue cuando acompañó al gobernador, José Alperovich, el lunes pasado a la reinauguración de un CAPS, en Horco Molle. Pero el ministro dijo no saber de qué se le estaba consultando.

Misión

La resolución aclara que la misión del nuevo Departamento de Ética y Disciplina es la de ser una unidad orgánica responsable de "llevar a cabo los procedimientos de investigación de faltas éticas e infracciones cometidas por médicos y sus auxiliares y colaboradores específicos en el ejercicio de su profesión, en todo el ámbito de la provincia". Otras funciones del organismo son las de promover y llevar adelante la investigación de actos u omisiones contrarias a la ética profesional y demás infracciones previstas en la ley 5.554 (que trata sobre el ejercicio de la medicina y de la actividad de sus colaboradores y auxiliares específicos, sancionada el 20 de octubre de 1983); asistir en lo que le compete y fuere requerido a la Dirección General de Fiscalización Sanitaria y demás dependencias del Siprosa; promover, coordinar y realizar proyectos e iniciativas en el área de su competencia tendientes a obtener información necesaria para la toma de decisiones; y toda otra función relacionada con su especialidad que la superioridad le asigne en el futuro.

"Siempre en enero el Ministerio de Salud se ha encargado de dar sorpresas. Esto para nosotros es algo que tiene que ser revisado. La improlijidad no puede ser tolerada, mucho menos cuando cercena el derecho a la defensa, porque hasta el más malvado de los delincuentes tiene derecho a que se le garantice un debido proceso que ya está normado y que ya está estipulado", aseveró Adriana Bueno, secretaria general del Sitas. Respecto del nuevo tribunal, añadió: "con este departamento se está cercenando el derecho a la defensa. La ley 5.554 está vigente y ahí ya tiene previsto cuál es la modalidad. Entonces, acá se crearían tribunales paralelos que para nosotros son tribunales de persecución. No está tampoco bien delimitado cual será la pena en caso de alguna falta. Se quiere hacer un control autoritario al no especificar las sanciones ni nada. Todo lo dejan librado a ese tribunal que nadie sabe cómo se va a conformar".

Por ello, los autoconvocados alertaron -a través de un documento- que el nuevo departamento provoca una situación dramática y advirtieron que van a seguir luchando, ya que consideran que "es una norma que no tiene ni pies ni cabeza y que no la pueden sostener ni siquiera quienes la han realizado".

"No tienen los fundamentos adecuados para sostenerla", subrayaron. Aseveraron, también, que van a solicitar que se revea toda la resolución y -de ser posible- que se la anule.

"Creemos que lo hacen porque el Ministerio está encerrado en una burbuja y cree que puede hacer cuanto y como quiera a quien quiera, para manejar en forma discrecional a una población objetivo, que justo coincide con la que levanta la voz, la que habla y lucha por sus derechos", expresaron los integrantes del Sitas en el escrito.

Medida inconsulta

Los trabajadores Autoconvocados de la Salud argumentan que esta resolución habla de consensos, pero denuncian que ellos -los principales afectados- no fueron consultados por las autoridades. Tras una reunión que mantuvieron en el Hospital Padilla, dieron detalles sobre los motivos del rechazo.

Plantearon que en todas las profesiones los tribunales de ética y disciplina se conforman por profesionales que son elegidos por los propios pares, pero que ellos no fueron preguntados.

También cuestionaron la existencia de "diversos instrumentos jurídicos y procedimientos para sancionar cualquier acto de indisciplina de los médicos y personal del Siprosa" y exigieron garantías efectivas del derecho de defensa del posible imputado de alguna falta".

Comentá la nota