Sistema previsional: UTELPa rechaza el convenio y Franco les dice que “no tienen cara”

Sistema previsional: UTELPa rechaza el convenio y Franco les dice que “no tienen cara”

El ministro de Hacienda tuvo un día de furia. O de “enojo”, según definió él mismo. Chicaneó a los docentes: “ya que no estudian para dar clases, que al menos estudien para esto”. 

Aceptó, respecto de los jubilados del recáculo, que no fue oportuno usar la palabra “dádiva”.

El ministro de Hacienda Ernesto Franco reaccionó con inusitada dureza contra la dirigencia de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa, que salió a rechazar el convenio de adecuación del sistema previsional, que se votó por unanimidad en la Cámara de Diputados.

Ante el pataleo de UTELPa mediante una solicitada, Franco aseveró que sus dirigentes “no tienen cara ni vergüenza”. El funcionario recordó los pasos que se dieron antes de esta conclusión y en afán de fustigar al gremio docente trazó una metáfora: “es como si se estuviera quemando un edificio, ellos están mirando con la manguera en la mano sin hacer nada; y después de que viene otro y los salva, ellos piensan en que se quema el televisor”.

Franco hizo esas declaraciones en “La Mañana de la Radio” (LU 100 AM 1130), en respuesta a la solicitada de UTELPa que se publicó en El Diario de este jueves, y en la que el gremio advierte que “toda reforma que intente retroceder en derechos adquiridos contará con la resistencia y lucha de los docentes activos y jubilados”.

“No hicieron nada desde el reclamo y ahora plantean esto, la verdad es que es una irresponsabilidad total, esa solicitada es plata gratuita para los diarios. No reclamaron nada, no ayudaron, y ante el principio de solución lo que dicen es que están preocupados”, se quejó Franco.

Fue más allá, ya que acusó a los docentes por el modo en que dan sus clases. “Es una vergüenza, que esta gente se ocupe de lo que hicieron o no hicieron en el período anterior. El convenio salió por unanimidad; ya que no estudian para dar clases, que al menos estudien para esto”, chicaneó.

Franco aceptó: “Por supuesto que estoy enojado. Con varios referentes de UTELPa me enojaba, en su momento he tenido una reunión, porque no se quejaban del problema y ahora lo que tienen es una crítica. Me permito estar enojado”.

UTELPa protestó por la “premura” con que se trató el tema, la falta de información, los nuevos “condicionamientos” y la “delegación de facultades legislativas que comprometerían derechos”.

El ministro historió: “Durante los últimos 4 años como asesor, tanto de Verna como de los diputados que le respondían, planteamos que explotaba el tema del déficit previsional, como quedó demostrado. Fijamos como política de gobierno solucionar este tema. Y al gremio les decíamos: tanto que defienden al activo, deben defender al futuro jubilado, y cuando comenzamos a solucionar el problema señalan preocupación. Es insólito y no te puedo decir el estado de ánimo que tengo”.

“Durante 4 o 5 años en que alertamos con reuniones, despachos de comisión, pedidos a Nación, hicimos ir a Miguel Tavella que dijo que el tema era para ocuparse y no para preocuparse, se hizo un estudio actuarial, el ISS mandó una carta al gobernador saliente pidiendo que aumentara dos puntos los aportes, se hicieron reuniones con ANSES, fue un logro espectacular... y salen a decir esto: realmente no tienen cara”, redondeó.

“El gran temor es que den mejor clases. Que den clases bien y punto”, insistió en sus chicanas.

Después, Franco reafirmó su posición respecto de los jubilados del recáculo: rechaza la posibilidad de hacer esa equiparación, al menos que haya un financiamiento nacional, y considera que el tema no es una prioridad. Sí aceptó que “la palabra ‘dádiva’ -que él mismo utilizó días atrás- quizá no sea la oportuna. Pero quiero decir que legalmente no les corresponde”.

Coment� la nota