SITRAIC denunció que en los últimos 24 meses “se perdieron unos 120 mil puestos”en la construcción

El gremio alternativo de la construcción asegura que esa es la cifra de puestos de trabajo perdidos en dos años. Se quejaron de los dichos de la Presidenta en la inauguración de ayer de un tramo nuevo de la General Paz, y de lapresencia del titular de la UOCRA en la actividad.
En el marco del acto realizado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner donde encabezó la inauguración de la ampliación de la General Paz, desde el gremio de la construcción SITRAIC criticaron la pérdida de trabajo en el sector. Según este sector “en los últimos 24 meses se han perdido unos 120.000 puestos de trabajo en la industria”.

“La Presidenta aprovechó las circunstancias para referirse a la obra pública mencionando que se trata de una inversión social generadora de trabajo. Lo hizo nada menos que junto al líder de la UOCRA, Gerardo Martínez, quien se encontraba participando del acto presidencial”, remarcó el gremio que conduce Víctor Grossi. Este hecho, insistió, “podría pasar desapercibido para los trabajadores de la construcción si no fuera porque en los últimos 24 meses se han perdido unos 120.000 puestos de trabajo en la industria, que ha sido denunciada sistemáticamente por SITRAIC”.

“A la caída de la obra privada por la disparada de los precios tras la devaluación, se le suma la paralización del conjunto de la obra pública nacional, provincial y municipal”, dijo el SITRAIC.

Para el gremio, “de esta política es responsable la Presidenta y su gabinete, principalmente el ministro Julio De Vido, que han abandonado las obras necesarias para satisfacer las necesidades populares (vivienda, infraestructura, obras hídricas, etc.) priorizando satisfacer la agenda del capital financiero y los acreedores de la deuda externa”.

“La presencia de Gerardo Martínez en el acto convalida el acuerdo político que han estrechado el gobierno de Cristina y el ex servicio de inteligencia del batallón 601. El silencio y la obsecuencia ante las decenas de miles de despidos en la construcción y los magros salarios son el costo de la impunidad ante su responsabilidad en la última dictadura militar”, se quejo el gremio. El SITRAIC, en cambio, “impulsa un empadronamiento de los trabajadores desocupados de la construcción para conquistar la reactivación de la obra pública en todo el país, unida a la satisfacción de las necesidades del pueblo trabajador”.

Las críticas se dieron luego de que Cristina Fernández de Kirchner celebró la inauguración de la primera etapa de la ampliación de la General Paz y reafirmó el compromiso del gobierno nacional de "seguir trabajando en todas las obras de infraestructura" porque desde 2003 fueron concebidas como "una inversión social generadora de trabajo".

"Esta obra beneficiará a los cientos de miles de automovilistas que transitan entre la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, al hacer el tránsito más rápido y su vida menos sujeta a los problemas del tránsito", dijo la jefa de Estado al inaugurar el primer tramo del cuarto carril del anillo que rodea la Ciudad de Buenos Aires.

Comentá la nota