Sobrero quedó en libertad y crece el escándalo por la investigación policial

El sindicalista ferroviario Rubén Sobrero fue excarcelado ayer bajo palabra en la causa por la quema de trenes de la línea Sarmiento, en la que estaba detenido y acusado de ser su organizador, mientras el juez del caso, tras adoptar esa resolución, criticó las acciones de inteligencia de la Policía. Pero aclaró que el dirigente sigue bajo investigación por los mismos cargos.
Al mismo tiempo, también recuperaron la libertad el exvocero de ese sector de los ferroviarios Leonardo Portorreal y otras dos personas imputadas en el expediente. “Le pido a Aníbal Fernández que deje de perseguirme”, dijo Sobrero tras quedar en libertad.

Las libertades -previo dictamen de la Fiscalía, que cuestionó la “endeblez probatoria” existente en la causa- fueron otorgadas por el juez federal de San Martín, Juan Manuel Yalj, quien asumió su responsabilidad por las detenciones dictadas el viernes pasado con pruebas que se debilitaron en las últimas 48 horas, y calificó de “infelices” las tareas de inteligencia de la Policía Federal.

El juez consideró que no existe riesgo de que Sobrero se fugue ni entorpezca la investigación y lo liberó bajo caución juratoria, pero al mismo tiempo le prohibió salir del país y ausentarse del domicilio por más de 48 horas. También le impuso la obligación de presentarse una vez por mes en el juzgado.

Las mismas condiciones dispuso para liberar a Portorreal, acusado de organizar la quema con Sobrero, y a Rodrigo Peláez y a Angel Hernán Akson, sindicados como autores del incendio.

En tanto, seguirán detenidos los hermanos Fernando y Guillermo Díaz, presuntos barras de All Boys, porque consideró que en libertad podrían fugarse ya que no tienen domicilio, pues viven en la calle.

Comentá la nota