Socios del Frente Amplio Unen presionan por acuerdo en Córdoba

Socios del Frente Amplio Unen presionan por acuerdo en Córdoba
Aguad insistió con que los puentes están rotos con Juez, pero señaló que “si la prioridad es vencer al populismo de Unión por Córdoba, hay que arreglarlos”.

Con la “excusa” de la presión de la conducción nacional del Frente Amplio Unen (FAU) para que Córdoba se pliegue al acuerdo nacional opositor que se presentó el 22 de abril pasado en Buenos Aires, el Frente Cívico, el Partido Socialista, Libres del Sur y el GEN convocaron, mediante una carta formal, a la UCR, Proyecto Sur, Coalición Cívica y Partido Socialista Auténtico a “construir juntos” el frente político-electoral autoconsiderado “progresista”.

“Resulta imprescindible edificar una alternativa política a los gobiernos nacional y provincial que son dos caras de la misma moneda”, afirma la misiva donde los juecistas y sus socios reclaman el acuerdo provincial, hoy en serias dificultades por la extrema tensión entre el Frente Cívico y el radicalismo, tras las denuncias de corrupción presentadas por Luis Juez en contra del intendente Ramón Mestre.

También el socialismo y Libres del Sur, socios de Juez en el Frente Cívico e integrantes del FAU, reclamaron el inicio del diálogo entre los sectores en pugna. Es que, además de las necesidades del armado nacional, muchos creen que en Córdoba no se lograría derrotar a Unión por Córdoba si no convergen todas las fuerzas opositoras.

Ayer, el diputado nacional Oscar Aguad (quien otrora se mostrara como uno de los radicales acuerdistas) aseguró, en sintonía con la conducción de la UCR Córdoba, que los puentes con el juecismo “en este momento están rotos”. Pero, en un atisbo de apertura, afirmó: “Aunque ahora están rotos, yo no cerraría todos los puentes”. En otro tramo del diálogo con este diario, insistió: “Si la prioridad es vencer al populismo de Unión por Córdoba, hay que arreglar los puentes”.

Aguad sostuvo que Juez “tiene un problema con el radicalismo”

-y no sólo con el mestrismo- y que su partido “debería tener una charla muy sincera con él, porque no sé que tiene en la cabeza para Córdoba y el país”.

Sin embargo, el diputado nacional se mostró partidario a un acercamiento con el PRO de Mauricio Macri. “Es una posibilidad que hay que pensar muy bien”, dijo, y señaló que la mayoría del electorado del macrismo en Córdoba “es filoradical”. En las últimas legislativas, el PRO se presentó por primera vez solo a elecciones, y obtuvo la banca de diputado nacional de Héctor Baldassi.

En el juecismo, en tanto, apuestan a que la presión de la conducción nacional del FAU haga posible el acuerdo. Dicen operadores de Juez que los candidatos presidenciales del frente (fundamentalmente Binner y los radicales Julio Cobos y Ernesto Sánz) no puede darse el lujo de no sumar a Córdoba por la importancia del distrito. Además, aseguran que no hay encono con el senador. “Ningún referente nacional de la UCR se ha peleado con Juez por sus denuncias a Mestre, al contrario», señalaron.

Los socios hablan

Por su parte, el socialismo, que a nivel nacional conduce el presidenciable Binner, aseguró que “es la única” fuerza política que puede “actuar de nexo” entre el juecismo y la UCR para que Córdoba replique el acuerdo nacional y se desplazar del Gobierno provincial “al desgastado gobierno de Unión por Córdoba”.

A través de un comunicado de prensa, el legislador provincial Roberto Birri destacó los vínculos que los socialistas tienen con ambos sectores, y adelantó que su partido promoverá “una ronda de encuentros bilaterales” para analizar la situación provincial y nacional y tender puentes entre los díscolos.

Otro sector que se sumó a esta suerte de clamor fue Libres del Sur, quien pidió a radicales y juecista “pensar en los cordobeses” porque “la gente necesita un cambio”. “Las fuerzas políticas tenemos que estar a la altura de las circunstancias”, señaló Libres en un comunicado firmado por su secretario general en Córdoba, Fernando Cortés.

Y en una obvia crítica al radicalismo, agregó: “La corrupción no es culpa de la gente, ni de quien la denuncia sino de los dirigentes que desprecian la responsabilidad que se les ha confiado”.

Comentá la nota