SOEM, ATSA, Judiciales y Viales repudiaron la violencia y valoraron las paritarias

SOEM, ATSA, Judiciales y Viales repudiaron la violencia y valoraron las paritarias
En la sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, se convocaron ayer la conducción de ese gremio, con representantes de la Asociación Trabajadores de la Sanidad Argentina, Judiciales y Viales, para repudiar enérgicamente la violencia desatada el viernes sobre el edificio de la Función Pública, donde se desarrollaba una reunión paritaria, “la principal herramienta que tenemos los trabajadores para solucionar o acordar nuestras necesidades”.

El titular del SOEM, Pedro Mansilla, exigió que sean investigados los hechos y que el peso de la ley caiga sobre los responsables, como también defendió las instituciones, entre las que incluyó a las representaciones gremiales.

El dirigente opinó: “Los trabajadores jamás vamos a buscar a través de la violencia y menos de destruir nuestra propia ciudad, respuestas y soluciones”, y por el contrario dijo: “Tenemos que defender a las instituciones y en este estado de derecho que lo tenemos que cuidar y preservar, y manifestarnos”.

Mansilla dijo que “el único camino es el diálogo, el entendimiento, y a los sectores antagónicos que buscan otro camino, si hay intereses mezquinos que han determinado que estos hechos hayan tomado la gravedad que tomaron, hay que investigarlos, identificar a los responsables, y a partir de allí seguir trabajando, en un estado de derecho y de democracia, donde el diálogo y el entendimiento sean los únicos caminos”.

El dirigente consideró que “el Gobierno ha sido claro en el sentido, de ofrecer lo que puede dar”, y opinó que “a veces hay actores involucrados entre los propios trabajadores que buscan que el trabajador se sienta insatisfecho, cuando obviamente la situación salarial no cubre las necesidades, pero no por ello se puede llegar a un extremo tal de violencia, que bajo ningún punto de vista puede ser obra de trabajadores”.

Para Mansilla “esto no es obra de trabajadores”, en tanto admitió que, por la experiencia del SOEM, “a veces los dirigentes tenemos que estar atentos a pequeños grupos que se infiltran, para poder identificarlos y actuar en consecuencia en el plano de la organización”.

El dirigente dijo desconocer en particular cómo fueron estos hechos, y reconoció que lo irrisorio de la oferta salarial pueda causar enojo, “pero no a ese nivel de violencia, prendiendo fuego un edificio público con trabajadores adentro”. “Eso no es aceptable bajo ningún punto de vista”, resaltó.

Mansilla evaluó que “tras medir el daño que se ha causado e identificar a sus responsables, la sociedad necesita es tranquilizar los ánimos, establecer mecanismos para que no se produzca un estado de anarquía que nadie quiere, y mucho menos las organizaciones gremiales”.

El dirigente no descartó que “pueda haber existido alguna intencionalidad política” y de ser así enfatizó que “los trabajadores tenemos que estar atentos, porque en el medio muchas veces se juega con la necesidad de los trabajadores, y los dirigentes tenemos que tener la suficiente agudeza para no entrar en ese juego”.

Sanidad. A su turno, la titular de ATSA, María Contreras, repudió el vandalismo, “que atenta contra lo más importante que tenemos que son las paritarias”, y consideró que “muchas veces las internas gremiales llevan a pensar a los trabajadores que en las paritarias se juega la vida, y no es así, son herramientas para garantizar los derechos de los trabajadores”.

La dirigente dijo que “ATSA no tiene internas ni división, y los trabajadores hospitalarios como cualquier otro trabajador tienen la libertad de afiliarse a cualquier sector”. “Siempre pregonamos por el diálogo, y las condiciones laborales, aún más importantes que un aumento salarial”, remarcó.

Contreras señaló su convicción de que “no fueron trabajadores los que hicieron este vandalismo”, tras la paritaria de la que no participa, aunque lo tiene solicitado por ser el segundo gremio en afiliados de la provincia.

Judiciales. En representación de los trabajadores judiciales, ATE en la CTA y Mesa de Unidad Sindical, Alfonso Lobo repudió y condenó los actos de vandalismo ocurridos el viernes, y aclaró que “los trabajadores no somos vándalos, ni violentos, sino por el contrario víctimas sistemáticas de actos de violencia que provienen de distintos lados, fundamentalmente del Gobierno a la hora de la negociación”.

Para el dirigente judicial, la propuesta del Gobierno el viernes en la paritaria, “es un acto violento, es una burla, no se puede pensar que con ese porcentaje de aumento los trabajadores pueden satisfacer realmente sus necesidades y atender a su familia dignamente”.

No obstante resaltó como las únicas herramientas de lucha de los trabajadores, a las paritarias como la que se desarrollaba el viernes, los paros, las manifestaciones, jamás quemar edificios”.

En este contexto evaluó lo del viernes, “como algo que no surgió del seno de los trabajadores, sino que viene desde afuera”. Y sentenció que, “la represión y la corrupción son marca registrada de quienes nos gobiernan en Santa Cruz en los últimos 20 años, y hechos como estos tenemos infinidad en la provincia y a lo largo y ancho del país”.

Lobo exigió a la Justicia llegar hasta las últimas consecuencias e identificar a los autores, y consideró que para eso debe haber vasto material, con lo cual “no hay excusa para investigar y llegar a los autores materiales e ideológicos de los hechos”.

Según informó, esta causa está radicada en el Juzgado de Instrucción Nº 2 a cargo de la jueza Valeria López Leston y el fiscal es José Chan.

Comentá la nota