El SOEM preocupado porque no está asegurado el pago del aguinaldo

El SOEM preocupado porque no está asegurado el pago del aguinaldo

Los municipales se manifestaron esta mañana en el edificio municipal. Quieren que el intendente pida disculpas por sus declaraciones contra los trabajadores y hay preocupación porque no saben cuándo van a cobrar.

El SOEM realiza hoy una jornada de protesta con un paro por 24 horas en la Municipalidad de Santa Rosa. Es en reclamo por el pago desdoblado de sueldo y el medio aguinaldo, y también porque consideran que el intendente Leandro Altolaguirre y sus funcionarios los “maltratan” con sus últimas declaraciones públicas.

"El paro es importante, hay un alto acatamiento", aseguró el secretario general del gremio, Gustavo Montiel. Desde fuentes municipales afirman todo lo contrario: dicen que salvo algunos sectores puntuales (como los comedores), otras áreas funcionan normalmente. Sin embargo, en el edificio municipal no hay atención al público ni tampoco en el área de rentas o en el Juzgado de Faltas.

Aunque en principio la medida de fuerza es por la jornada de hoy, Montiel dijo que podría extenderse hasta que esté depositado el medio aguinaldo. Es que dicen que no está asegurado aún que sea abonado, aunque el intendente Leandro Altolaguirre dijo que se pagaría entre hoy y mañana.

"Si el gobierno deposita mañana, estaría mañana mismo o el miércoles (el aguinaldo). Pero no está la seguridad de que vaya a pasar, por eso la asamblea decidió que hasta que no esté el aguinaldo, seguiremos con medidas de fuerza", señaló Montiel, quien también puso en duda el pago del 10% de aumento en agosto.

Insistió que los trabajadores "están esperando que el intendente se disculpe públicamente". "Nos ha atacado, sobre todo con su declaración de que no estamos obligados a ser empleados públicos", remarcó. Uno de los carteles que se vieron esta mañana decía: "Altolaguirre, nadie te obliga a ser intendente".

"No esperamos que envíe nada al sindicato. Pero a los compañeros les debe una disculpa. Dijo que cuando trató de borrachos, vagos o drogadictos no iba dirigido a los empleados. Pero al atacar al gremio también está atacando a los compañeros.

También desestimó los dichos del jefe comunal que los apuntaba como "cómplices" de la gestión de Larrañaga, que dejó endeudada a la Municipalidad. "Tuvimos más de 40 días de paro en Tránsito, tuvimos acuerdos en paritarias que fueron históricos como la recategorización. Hemos tenido muchos paros, por ropa de trabajo o en el sector del frigorífico de pequeños animales", señaló.

Los municipales, con el apoyo de otros gremios, se manifestaron cortando la Avenida San Martín frente al municipio y luego en el hall del edificio. También hicieron una recorrida por el Concejo Deliberante, los bloques y otras dependencias. "Se va a acabar esta costumbre de ajustar", cantaban desde los megáfonos.

El conflicto arrancó a partir de la advertencia municipal por la falta de fondos para hacer frente al pago de haberes en este mes de julio. Sin ayuda de la Provincia, el jefe comunal y el secretario de Hacienda Luis Evangelista dijeron que iban a tener problemas para pagar.

Los empleados municipales se juntaron en asamblea y pidieron que el sueldo y el medio aguinaldo se deposite todo junto, el miércoles 29 de junio. Ya sabían que la Municipalidad había hecho las liquidaciones en dos recibos y por eso lanzaron la advertencia.

Ese mismo miércoles, Altolaguirre anunció que los sueldos se pagarían en tiempo y en forma pero que el medio aguinaldo recién estaría mañana. Los municipales igual decidieron ir al paro y comenzar con protestas, que incluyeron aplaudidas, cortes de calle y una batucada en medio de la sesión del jueves del Concejo Deliberante.

Es que más allá de la promesa de pago, Altolaguirre se despachó una vez más con duras declaraciones contra el gremio y los propios trabajadores que no hicieron más que volver a caldear los ánimos.

Reproches

“Vayan al paro porque plata no hay”, dijo el intendente un día antes. Y acusó al SOEM de ser “connivente” con la gestión anterior, que dejó el municipio repleto de deudas. “La Municipalidad no llegó por casualidad a esta situación, el gremio fue parte de la gestión anterior, estuvo en una posición cómoda y no se percató de la caída de la coparticipación, que son 100 millones de pesos anuales; con esa plata no tendríamos esta crisis, se mal utilizaron esos recursos de la Municipalidad”, reprochó.

Dijo también que la actitud del gremio “no ayuda a la convivencia” e incluso dijo que a los trabajadores que reclamaban en asamblea “nadie los obliga a ser empleados públicos”. “No hay nada, eso es lo que tienen que entender; el gremio tiene decisiones desafortunadas”, insistió.

Otro tema que caldeó los ánimos es la decisión de Altolaguirre de controlar los certificados médicos “para saber si son verdad”. “Hay cantidad de empleados con carpeta y tenemos que ver si es verdad o no”, apuntó, y siguió asegurando que algunos empleados “estaban en situación de confort, con privilegios”.

Comentá la nota