La CGT se solidarizó con los gremialistas ferroviarios detenidos

La CGT se solidarizó con los gremialistas ferroviarios detenidos
Preocupado por su propia situación, Moyano firmó una carta en la que denuncia persecución de la Justicia a los sindicalistas.
La CGT respaldó ayer a los cinco ferroviarios detenidos el viernes por la quema de vagones en el ramal Sarmiento y dijo que “en la Argentina los únicos que van presos son los dirigentes sindicales”.

En un duro comunicado, el secretario general de la central obrera, Hugo Moyano, acusó a la Justicia de perseguir a los sindicalistas. “La CGT rechaza la detención de los delegados ferroviarios y advierte que continúa la escalada contra la actividad sindical sin importar el color político de los perseguidos”, puntualizó la central, con el mismo tono con el que había repudiado la detención del líder de los peones rurales, Gerónimo “Momo” Venegas, en la causa por la mafia de los medicamentos.

Los expedientes judiciales sobre sindicalistas es algo que preocupa personalmente a Moyano, quien es investigado por tres jueces federales. Ya es sabido que el líder camionero ve la mano del Gobierno detrás de esos expedientes y cree que intentan cercarlo desde los tribunales.

El detenido Rubén “Pollo” Sobrero es el jefe de delegados y pertenece a la lista Bordó, dominada por la izquierda, pero mantiene buena relación con el moyanismo. Su abogado habló ayer de “connivencia del Gobierno con la Justicia”.

“Llama poderosamente la atención la facilidad con que la Justicia actúa sobre los dirigentes gremiales, cualquiera sea su trayectoria o ideología política en un país donde los narcos, los apropiadores de bebés, los abusadores de menores, los que saquearon la Argentina, los que hacen espionaje a los vecinos, los traficantes de armas, los corruptos, los que defraudan al Estado y al pueblo parecen tener, aún los condenados, otra consideración y otra suerte”, remarcó la CGT.

“No podemos dejar de reiterar lo que ya remarcáramos en otras ocasiones: la sospecha de que esto forma parte de una campaña tendiente a demonizar la actividad sindical para avanzar así sobre los derechos de los trabajadores”, agrego la central.

Sobrero es uno de los principales críticos de la política de transporte del Gobierno y ha denunciado la supuesta connivencia entre el detenido líder del gremio ferroviario, José Pedraza, y el subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna.

Sobrero es el principal opositor a Pedraza en la Unión Ferroviaria. El dirigente fue un aliado estratégico de Moyano en los 90, cuando el líder camionero estuvo enfrentado a los “Gordos”, entre ellos, el propio Pedraza, hoy procesado y detenido por el crimen del militante del Partido Obrero Mariano Fereyra.

De hecho, a pesar del pedido expreso de la esposa de Pedraza, la CGT nunca se manifestó públicamente sobre la detención del pope ferroviario.

El pedido de liberación de los delegados también tiene otro trasfondo político. Quien impulsó la causa desde el Gobierno fue la ministra de Seguridad, Nilda Garré, que se ha ganado la desconfianza de Moyano. Luego de los incidentes en las vías, en mayo, Garré denunció que se habían quitado elementos de fijación de las vías con el objetivo de provocar el descarrilamiento y pidió al juez de la causa que metiera a todos los responsables presos.

Comentá la nota