Somos un Sindicato de primer Grado

Así lo afirmó Juan Espinosa, representante gremial, en el marco de la inauguración de una nueva sede. Agradeció a Peralta la derogación de la ley 2347 en el 2007 en el marco de la ley de paritaria.
Consultado por “El Periódico Austral” sobre el balance que hacen del gremio de este 2011 y cómo afectó la ley de paritarias a la vida del mismo, el referente gremial, Juan Espinosa, sostuvo que este gremio “a partir del convenio colectivo de trabajo de Luz y Fuerza se nos ha modificado toda la vida institucional. Si bien somos una entidad que desde el año 75 tenemos el convenio colectivo de trabajo, somos un sindicato de primer grado. Pero nuestro convenio había sido suspendido por la ley 2347, a causa de la ley de emergencia económica de la provincia y derogado hace tres años en el 2007 en el marco de la ley de paritarias convocadas por el Gobierno del compañero Daniel Peralta”.

En este mismo sentido, remarcó que la ley de paritarias “nos ha significado revertir toda la situación porque la realidad y problemática de los trabajadores se discute en la mesa en el marco de las paritarias con las empresas”.

Pese a esta situación favorable, el gremialista reconoce que “hemos tenido dificultades, es una realidad de público conocimiento. Siempre en las paritarias tratamos de ser coherentes con la realidad de la provincia, pero sin dejar de lado nuestros derechos adquiridos”. Al explicar su posición frente a la necesidad y derecho de los trabajadores, con la posibilidad provincial de afrontar las demandas.

Esto lo dijo en el marco de la inauguración de la nueva sede de Luz y Fuerza, ubicada en la calle Libertad. Razón por la que sostuvo que “para nosotros la inauguración de esta sede le da una imagen completamente distinta a lo que estaba acostumbrado el gremio. Y a su vez la inauguración de las nuevas viviendas: 6 módulos de 6 departamentos, con todo el equipamiento para que el compañero que venga del interior tenga un lugar para estar por cualquier trámite que venga a realizar. Así que esto es realizado con todo el esfuerzo propio y con el dinero que aportan las patronales y empleados. Y despido el año contento y agradecido, fue un 2011 positivo y esperamos que el 2012 al menos sea igual”, concluyó.

Comentá la nota