El SOMU intenta evitar un conflicto en el puerto

El SOMU intenta evitar un conflicto en el puerto
En contacto con Radio Brisas el titular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Rubén Magno, afirmó que viajó a Buenos Aires para tratar de llegar a un acuerdo para evitar un nuevo conflicto en el puerto de Mar del Plata con las denominadas lanchitas amarillas. Desde el sindicato están pidiendo el blanqueo total de todos los trabajadores y que se establezca un valor de referencia sobre el precio del pescado.
“La gente trabaja toda en blanco, lo que hacen los armadores es pagarle el 40 o 50 por ciento en un recibo de sueldo y el otro 50 por ciento lo pagan por atrás. Es decir que las empresas no blanquean todo lo que capturan”, explicó.

Magno precisó que lo que están pidiendo “es el blanqueo de todo lo que tienen que blanquear, no puede ser que salgamos a pescar y no tengamos un valor de referencia sobre el precio del pescado, estamos tratando de eliminar un 19 por ciento porque lo tenemos en contra y que las empresas se regularicen como trabaja todo el resto del país”.

El titular del SOMU sostuvo que no reciben respuestas de las empreas, “venimos hablando con la Cámara Armadora de Embarcaciones Costeras desde el 1 de enero, hace 9 meses que estamos esperando, creo que tenemos demasiada paciencia y buena voluntad para poder llegar a un razonamiento y poder tener un incremento salarial para la gente y que ellos puedan blanquear un poco más de lo que están trabajando pero aparentemente no hay buenas respuestas”. En esta línea agregó que “no hay un ofrecimiento”.

El inconveniente podría afectar también a las obras sociales porque “nosotros con 79 pesos no podemos mantener una obra social, y las prestaciones que le damos son muy buenas. No podemos seguir trabajando de esta manera”.

Ante esta situación, Magno aclaró que “no vamos a parar el puerto porque somos concientes de que la gente tiene que seguir trabajado, nosotros vamos a trabajar con el Ministerio, la AFIP y con la Superintendencia de Riesgo de Trabajo y vamos a mostrar como trabajan”.

“La totalidad de las embarcaciones se ven en conflicto. De las lanchitas amarillas si no tengo un precio de referencia como dueño del barco o como armador puedo vender el pescado a un precio que me parece razonable. Entonces tiene que haber un precio establecido en Mar del Plata porque hay un mercado en la ciudad”, añadió al respecto.

Por último, sobre el paro que afectó por más de cuatro meses al puerto del Mar del Plata dijo que “la situación no se ha recuperado, hay muchos armadores que les cuesta zarpar los barcos y la actividad no está a pleno falta todavía, de acá a fin de año vamos a poder estar establecidos pero lo que se perdió, se perdió”.

Coment� la nota