El SOMU pide al intendente que renueve gestiones para que se vuelva a trabajar en el puerto

Marcharon desde la sede sindical, en el puerto, hasta el Palacio Municipal * Entregaron una nota para pedirle a Pulti que interceda ante las autoridades * En tanto, los afiliados al Simape siguen paralizando la actividad pesquera * El conflicto no tiene solución a la vista * Aunque, reservadamente, se siguen explorando algunas alternativas.
Se movilizó la rama marplatense del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) para expresar el fastidio de este sector de pescadores por la continuidad del conflicto que lidera el gremio rival, el Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape), y que mantiene paralizada la actividad pesquera marplatense, fundamentalmente de la flota fresquera. Cientos de afiliados acompañaron a los principales dirigentes del SOMU desde la sede sindical de avenida Edison 1125 hasta el Palacio Municipal, donde ya habían concertado una audiencia con el subsecretario de Gobierno Martín Aiello. A éste funcionario le entregaron un petitorio firmado por el secretario general de la seccional local Ruben Manno, quien estuvo acompañado en la audiencia por Néstor María, secretario adjunto del área Pesca a nivel nacional y otros dirigentes.

El destinatario de la nota es el intendente Gustavo Pulti, a quien el SOMU pidió "proceder a movilizar la totalidad de sus recursos para arribar a una solución respecto del conflicto que tiene como rehenes a los trabajadores del puerto de Mar del Plata". Concretamente quieren "que se ponga en contacto con el gobernador y vicegobernador, como así también con el ministro de Seguridad y con quien considere necesario" para garantizarles a los marineros la posibilidad de subir a los barcos a cumplir su trabajo.

En la parte final, el texto del SOMU reclama de Pulti "que se corra de la pasividad actual y movilice a quien sea necesario para destrabar el conflicto".

Hace pocos días y al regresar de una doble gestión ante los ministros nacionales de Trabajo y de Interior, Pulti entregó en mano a los dirigentes del Simape "la última" oferta salarial elaborada a nivel ministerial y anunció que se apartaba de la virtual mediación que estaba llevando a cabo. No obstante, ayer Aiello ensayó una respuesta para conformar a sus visitantes: "Desde el municipio venimos acompañado todos los reclamos de los trabajadores de la ciudad, especialmente los que se desempeñan en la actividad pesquera", dijo y tras reseñar que oportunamente también acompañaron en sus reclamos al SUPA (gestionaba una reivindicación para sus jubilados) y luego al Simape, "lo mismo pensamos hacer con el SOMU".

Explicó Aiello que en este conflicto "el gobierno municipal no tomó partido por ningún sector que no tenga que ver con los trabajadores" y "pensamos seguir de la misma manera, porque queremos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para tratar de destrabar" el problema.

"Trataremos de buscar otros caminos de conciliación y de acuerdos para que la actividad pesquera pueda reiniciarse", ya que "esta parálisis no afecta sólo a esos dos gremios y a los Armadores sino también, entre otros, al SOIP, a los Capitanes de Pesca y a otros sectores que, como los Empleados de Comercio, no tienen que ver directamente con la actividad pesquera", concluyó el subsecretario.

En la previa de la movilización de ayer, coincidentemente con lo que la opinión de empresarios del sector pesquero, desde el SOMU pensaban que la la Municipalidad se empeñó en defender la posición del Simape antes que otra cosa. Aiello lo reconoció en parte pero argumentó: "Si tuvimos un mayor acercamiento con el Simape que con el SOMU fue porque el Simape es el que formalmente está parado en Mar del Plata", dijo. Y devolvió la gentileza al recordar que "cuando hace unos días el intendente invitó a todos los sectores involucrados a reunirse en su despacho, el SOMU no se hizo presente, como tampoco lo hicieron los empresarios". De esa reunión surgió el viaje a Buenos para pedir la intervención de los ministerios de Trabajo y de Agricultura, Ganadería y Pesca y en esa delegación no estuvieron ni el SOMU ni las cámaras pesqueras. Finalmente sostuvo el funcionario que si desde la Municipalidad "hicimos cosas que exceden la responsabilidad del intendente, entre ellas incursionar en el tema laboral, fue porque se generó un problema que está afectando a toda la ciudad".

Todo, como era entonces

Mientras el SOMU marchaba y dialogaba en el municipio, la situación en el puerto siguió siendo igual que en días anteriores. En paz, sin incidentes, continuó ayer el bloqueo a las terminales 2 y 3 dispuesto por los seguidores del Simape para impedir la actividad pesquera.

Sin alternativas a la vista, ?estamos en la nada misma?, admitió el secretario general del Simape Juan Domingo Novero al portal Pescare.com.ar, aunque apostando a que todavía están insistiendo hasta agotar ?todas las instancias? que permitan arribar a algún acuerdo.

Entre los huelguistas impera el pensamiento de que la única instancia esperable a esta altura es la de "un llamado" desde el Gobierno nacional a los empresarios y al SOMU que revierta la situación. Traducido, se trata de habilitar "la foto" de una mesa de negociación a la que esté sentado el Simape, aunque lo que allí se acuerde sea casi lo mismo que ya figura en las actas de la paritaria rubricada por Trabajo de la Nación, las cámaras y el SOMU.

Ese acuerdo final estableció 22% de aumento salarial repartido en dos cuotas de 11%, pagaderas en abril y en julio. Tras casi dos meses de paro continuado, el Simape flexibilizó tanto sus reclamos iniciales que hoy todo se reduce a "correr" a marzo la cuota inicial del aumento, lo que implícitamente supondría también una suerte de reconocimiento sindical.

Hasta ahora el poder de decisión sobre trabajar o no en la marinería marplatense lo ha tenido el Simape, no el SOMU. Seguro de esa respuesta de los trabajadores, Novero arriesgó ayer que "por más que ellos quieran (el SOMU), los marineros no van a salir a navegar; pero ahí están las puertas abiertas, el que quiera, que salga?, desafió finalmente Novero.

Lo de "puertas abiertas" no era una metáfora, porque desde Prefectura Naval se hizo trascender ayer que "el ingreso y egreso a las terminales portuarias se encontró siempre garantizado" por esa fuerza. De manera que si no hay alistamiento de buques es porque no habría personal suficiente para cumplir con esas tareas.

Néstor María dijo que la situación no da para más

Al ser consultado sobre los motivos de la movilización, Néstor María, secretario adjunto de Pesca del SOMU a nivel nacional, explicó que "resolvimos marchar pacíficamente y hacer entrega de un petitorio al intendente Pulti por cuanto, entre una cosa y otra, ya llevamos más de 80 días de paro y la situación no da para más; hay mucha gente que está vendiendo sus cosas y a su vez haciendo lo imposible para poder sobrevivir; en Mar del Plata tenemos más de un millar de afiliados y a nivel nacional alrededor de 20 mil; no podemos ser cautivos del Simape, ya que nos asiste el derecho de salir a trabajar; el 22% de aumento remunerativo que pactamos con los empresarios (11% a partir de abril y el resto en octubre) nos satisfizo ya que vimos que "esta vez se pusieron las pilas" y acordaron con el gremio con el que tenían que hacerlo, que es el SOMU".

Tras enfatizar que "el Simape no tiene personería gremial, por lo que legalmente no puede representar a nadie en forma colectiva", afirmó que "tampoco cuenta con obra social propia". Acerca de la relación que el SOMU mantiene actualmente con los empresarios dijo que "a través de cartas documento, les pidieron a nuestros afiliados que dijeran si estaban dispuestos a salir a trabajar; a los que respondieron afirmativamente les están pagando el sueldo básico, francos y vacaciones y en estos días, de acuerdo a lo que establece la ley, creo que van a hacerle frente al aguinaldo". Por último, María sostuvo que "espero que los que conducen al Simape reflexionen y piensen que, como dirigentes gremiales y sociales, tienen que dejar que la gente que quiere salir a trabajar pueda hacerlo".-

Comentá la nota