El FCS, sorprendido, criticó el reto que les dio la funcionaria

Argumentaron que quedaron sin la posibilidad de preguntar
Sin posibilidades de poder refutar las palabras de la responsable de la Subsecretaría de Familia, Adriana Díaz, el bloque del FCS sólo atinó a defender, y justificar los motivos de la visita al Centro Santa Rosa, y a criticar el “reto” y la falta de “códigos” del oficialismo, que “trajo una funcionaria para que nos agreda”.

La diputada Marita Colombo, al igual que algunas de sus pares, aclaró y justificó por qué realizaron esta recorrida, y dijo que fue por informaciones de que el centro se trasladaría al edificio construido sobre avenida Alem. Sostuvo que “los problemas que tenga Díaz en su área no le dan derecho para que se presente como ‘maestra ciruela’” a darles una reprimenda y tratar de buscar “terceras intenciones” (sic) en la visita realizada. “Si nuestra visita molestó, no era nuestra intención; si coincidió con una reunión gremial, no lo sabíamos, ni sabemos quién los invitó”, afirmó.

Asimismo, sostuvo que el FCS permaneció en el recinto cuando podría haberse retirado, ya que allí sólo se reciben informes de los ministros o secretarios de Estado. “Estuvimos con la mejor predisposición y la verdad que no se cansó de retarnos”, subrayó.

En relación con el tema en cuestión y las críticas de la subsecretaria de Familia, la legisladora indicó que en los años 2007 y 2008 no se realizaron las firmas de convenios de asistencia para los programas de complementación alimentaria, pese a que la provincia había planteado la necesidad de que se suscribieran estos convenios. “Durante dos años estos programas fueron financiados íntegramente por fondos nacionales. Entonces, cuando me dicen que no hay que jugar con el hambre de la gente, yo ofrezco este tipo de pruebas documentales sobre la indiferencia de Nación para suscribir estos convenios por cuestiones políticas. Tendríamos que recordar esto también, que es parte de nuestro pasado reciente”, subrayó.

Al mismo tiempo, Colombo consideró que el ministro Oscar Pfeiffer debe ir la Cámara de Diputados “a responder”, y le requirió a los diputados del oficialismo que “dejen de pedirnos que no avancemos contra Pfeiffer, porque no tenemos ninguna animosidad contra él, sino que frente a los interrogantes que surgen de su gestión, queremos que venga acá, nos explique y nos dé respuestas concretas”.

“Cadena nacional”

El diputado Miguel Vázquez Sastre también mostró su enojo ante la situación y sostuvo que parecía “una cadena nacional trasmitiendo en directo desde la Cámara de Diputados; nos estaba retando, fue una falta de respeto a la oposición y a todos los legisladores”. Y calificó como “un circo” lo realizado por la funcionaria provincial, que no les permitió ni siquiera realizar alguna pregunta.

Comentá la nota